Las fronteras cerradas matan

Posted on Actualizado enn

Luis Pernía, nº17 por Málaga para la gente
Luis Pernía, nº17 por Málaga para la gente

Tiene Málaga sonidos de mar y gemidos de náufragos. A Europa el tiempo se le rompió mientras en sus despachos aprieta la vergüenza. El mar Mediterráneo que fue autopistas de culturas, es hoy un gran cementerio de sueños que nacieron en el sur.

Efectivamente, Málaga no puede permanecer indiferente a las 20.000 muertes de personas inmigrantes ahogadas en el Mediterráneo desde hace 15 años. La gota que ha hecho rebosar el vaso ha sido la reciente noticia del naufragio del pesquero, que naufragó a 70 millas de las costas de Libia y 120 millas de la isla italiana de Lampedusa, en el que viajaban 950 personas. Las fronteras matan. Es inaceptable que una decisión política venga llenando de sepulturas un camino que los pobres recorren con la fuerza de una esperanza. . Es inadmisible que reclamen fronteras impermeables para los pacíficos de la Tierra y se tornen permeables para el dinero de la corrupción, para la trata de personas y para el comercio armas. Ahora sólo falta que los lamentos no se queden en nada y que las exigencias se traduzcan en iniciativas concretas. Que no sea al mar, como recordaba Loca, el único que recuerda de pronto el nombre de sus ahogados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s