Moción urgente para la modificación de la tarifa por consumo doméstico de agua potable.

Posted on Actualizado enn

MOCIÓN URGENTE

Que presenta el portavoz del Grupo de Málaga para la gente, Eduardo Zorrilla Díaz, y la portavoz adjunta, Remedios Ramos Sánchez, a la consideración del Excmo. Ayuntamiento Pleno, para la modificación de la tarifa por consumo doméstico de agua potable.

La vigente tarifa por consumo doméstico de agua, ha supuesto desde su aprobación, una subida encubierta para buena parte de los usuarios, y ha suscitado el rechazo de gran parte de la ciudadanía.

El problema de esta tarifa es que, usando como coartada la facturación por habitante, algo recomendado por el Defensor del Pueblo y apoyado por asociaciones de consumidores y ecologistas, se aprovechó para modificar la forma de aplicar la progresividad con la intención y resultado de elevar el precio a la mayoría, con el agravante de que los verdaderos grandes derrochadores de agua se les cobra prácticamente lo mismo que al consumidor medio, desincentivando así el consumo moderado.

Para aplicar la progresividad necesaria en la factura por consumo doméstico del agua, EMASA cobra el precio de cada litro con 4 precios distintos según la cantidad que se consuma. Así, el precio del agua consumida se divide en 4 “bloques”, cobrando los primeros litros al precio más barato marcado por el bloque I, y si se supera el consumo marcado para ese bloque los siguientes litros se tarifican más caros, a precio de “bloque II”, y así sucesivamente hasta los bloques III y IV, que deberían corresponder a “los grandes despilfarradores”.

-Bloque I, hasta 2 metros cúbicos habitante/mes (66 litros por habitante/ día)
-Bloque II, entre 2 y 3 metros cúbicos al mes (de 66 a 98 litros por habitante y día).
-Bloque III entre 3 y 5 metros cúbicos al mes (de 98 a 164 litros al día)
-Bloque IV cuando se superan los 5 metros cúbicos mensuales (más de 164 litros diarios).

De esta forma, en el primer bloque de pago, antes había un total de 5.000 litros y ahora sólo 2.000 por habitante; en el segundo, la diferencia es aún mayor, ya que de 7.000 litros han pasado a 1.000 litros por habitante, significa que están diseñados para que necesariamente tengamos que pasar por los bloques 2 y 3 y así pagar más.

El resultado es que se ha pasado de incluir el consumo medio (112 litros por persona y día) del bloque I al bloque III, estableciendo para los dos primeros bloques unos consumos mínimos que sólo podrían conseguirse a costa de la higiene personal o del hogar. De esta forma, se ha penalizado con subidas de entre el 6% y el 28% con respecto a las vigentes un año antes para las viviendas con una o dos personas con consumos moderados, es decir, entre 3 y 4 metros cúbicos mensuales por habitante y del 10%, en familias de tres miembros con consumos de 4 metros cúbicos.

Además, se ha de tener en cuenta que unos 60.000 hogares en la provincia de Málaga se encuentran en situación de pobreza energética por los problemas que tienen para poder afrontar el pago de las facturas del agua, la luz, el gas y otros suministros.

El equipo de gobierno oculta la principal causa del tarifazo: EMASA, es una empresa pública rentable pero desde hace años arrastra un enorme endeudamiento creado artificialmente para financiar los derroches del equipo de gobierno a través de varias operaciones de ingeniería financiera. El Ayuntamiento siempre consideró las redes de suministro de agua como de titularidad de EMASA. Sin embargo, en 2009 cambió este criterio, para declararlas municipales y cobrar un canon de 75 millones de euros a EMASA. No era el primer canon que se le imponía: en 1994, con gobierno municipal del PSOE, ya se le cobró un canon de 42 millones de euros por la concesión de las redes de saneamiento. Y en 2006, se le aplicó otro canon por depuración por 52 millones. En total, EMASA ha tenido que endeudarse por 170 millones de euros para pagar los diversos cánones aprobados por los gobiernos municipales de PSOE y PP.

Para el grupo municipal de Málaga para la gente, el agua es un recurso natural y social, además de un derecho humano, lo que exige un fuerte progresividad en la forma de facturación, ya que por un lado es necesario garantizar un precio asequible a todas las personas para el consumo básico, pero también es necesario tasar fuertemente a los grandes despilfarradores, contribuyendo así a promover un consumo responsable de este bien esencial pero finito.

Por lo anteriormente expuesto, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a constituir una mesa de trabajo con grupos políticos, asociaciones de consumidores y usuarios, ecologistas y vecinales para consensuar una nueva tarifa del consumo doméstico del agua

2º.- Instar al equipo de gobierno a presentar una propuesta de modificación de la ordenanza de suministro del agua, que manteniendo la tarificación por habitante, contemple una nueva estructura por bloques que garanticen una mayor progresividad, así como unos importes que no penalicen a los consumos medios por habitante y día, y que asegure un precio asequible para el consumo básico y la cobertura de acceso al agua, con un mínimo garantizado, a las personas y familias sin recursos.

Eduardo Zorrilla Díaz                                                                                  Remedios Ramos Sánchez
Portavoz Grupo Málaga para la gente                                                      Portavoz Adjunta Grupo Málaga para la gente

Málaga a 23 de julio de 2015

pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s