Moción que presenta nuestro grupo municipal relativa a la modificación de la ordenanza municipal reguladora de las condiciones de instalación de las infraestructuras radioeléctricas y equipos de radio comunicación.

Posted on Actualizado enn

MOCIÓN

Que presenta el portavoz del Grupo Mpal. de Málaga para la gente, Eduardo Zorrilla Díaz, a la Comisión de Ordenación del Territorio, Vivienda, Movilidad, Accesibilidad y Seguridad, relativa a la modificación de la ordenanza municipal reguladora de las condiciones de instalación de las infraestructuras radioeléctricas y equipos de radio comunicación.

En los últimos diez años la telefonía móvil ha experimentado un crecimiento descomunal que ha supuesto la proliferación de redes de telefonía móvil y un aumento significativo de la contaminación electromagnética y de la percepción social del riesgo asociado a estas infraestructuras.

La legislación estatal no ha resuelto el impacto social y ambiental de las redes de telefonía móvil. Tenemos una legislación obsoleta que ha de ser renovada de acuerdo con las múltiples resoluciones de la UE que vienen alertando a los diferentes gobiernos, del riesgo para la salud de la población, instando a los Estados miembros a elaborar leyes y normativas ajustadas a las necesidades del momento.

El impacto que la movilización social ha tenido en los países Europeos, ha influido sin duda en las instituciones Europeas a la hora de aprobar resoluciones, que instan a los diferentes gobiernos a mantener el principio de precaución ante los numerosos estudios e informes científicos que alertan de los graves riesgos para la salud que puede producir la contaminación electromagnética en la población.

Es obligado que cualquier procedimiento para la instalación de las redes de telefonía móvil esté basado en criterios como: la salud de los ciudadanos y ciudadanas, la información y la participación activa de la población, así como el disponer de mecanismos de medición y control en tiempo real de las emisiones de estas instalaciones como garantía para nuestra salud.

Las tecnologías de la comunicación son portadoras de progreso y contribuyen a mejorar nuestro conocimiento del mundo y de las personas que nos rodean, pero algunas de ellas, en pleno desarrollo y con una feroz competencia por ganarse los mercados en los que compiten y en los que se juegan ingentes cantidades de dinero, pueden tener efectos directos o colaterales sobre nuestras vidas y dañar la salud cuando las empleamos de forma incontrolada.

Ante esto, muchos ayuntamientos, vienen estableciendo moratorias a la instalación de sistemas radiantes y/o de telefonía móvil, procediendo a la elaboración de ordenanzas municipales, todas con la intención de poner orden en la instalación de las redes de telefonía móvil y disponer de mecanismos de control y prevención que garanticen la salud de los ciudadanos y ciudadanas.

Así, sabemos que Comunidades Autónomas como Navarra, Cataluña o Castilla la Mancha, y muchos Ayuntamientos, han elaborados leyes y ordenanzas inspiradas en la aplicación del denominado Principio de Precaución, establecimiento de distancias mínimas biosanitarias y limitaciones respecto a las ondas electromagnéticas para todas las fuentes de emisión, condicionando su instalación a que estén alejadas de los centros y zonas sensibles.

La actual ordenanza municipal reguladora de las condiciones urbanísticas para la instalación de infraestructuras radioeléctricas y equipos de radio comunicación, aprobada inicialmente por la junta de gobierno local, es desreguladora y abre las puertas a la instalación indiscriminada de todo tipo de antenas emisoras de telefonía móvil y telecomunicaciones, no sólo en los tejados y azoteas de nuestras viviendas, en zonas verdes, en el centro histórico, sino también de todo tipo de antenas más reducidas en plena calle, en elementos del mobiliario urbano como quioscos o farolas.

Por esa razón y debido a los posibles efectos que sobre la salud humana tienen este tipo de instalaciones, derivados de la contaminación electromagnética, y teniendo en cuenta que el debate abierto en este sentido aconseja la aplicación del principio de prevención, desde el grupo municipal de Izquierda Unida presentamos en su momento enmiendas a dicha ordenanza que fueron rechazadas.

En la actualidad, desde el grupo de Málaga para la Gente pensamos que el equipo de gobierno está realizando una dejación de funciones respecto a los intereses de la gente y de sumisión ante los intereses de las grandes empresas de telecomunicaciones con esta ordenanza tan desreguladora de las condiciones para la instalación de las infraestructuras radioeléctricas y equipos de radio comunicación.

El objetivo que trasciende de ordenanza aprobada por el equipo de gobierno era, como decía la exposición de la misma, expresamente y textualmente, conseguir un procedimiento de concesión de las preceptivas autorizaciones administrativas que resultara ágil y efectivo, y con el cuidado, además, de que no supusiera grandes costes económicos a las empresas promotoras. Para conseguir ese objetivo había que olvidarse de un detalle, ya que lo dificultaría: la seguridad y calidad de vida de los/as malagueños/as.

Consideramos que los poderes públicos tienen la obligación, de promover activamente políticas y normas que antepongan la salud pública por encima de cualquier interés económico.

Es más, después de los pasos que recientemente han dado otros ayuntamientos en aplicación del principio de precaución, la preocupación social existente sobre posibles riesgos para la salud por la exposición a los campos electromagnéticos, así como de la información científica que existe al respecto, nos preguntamos cómo el Ayuntamiento puede realizar de una manera tan descarada una dejación de sus competencias respecto a la salud y calidad de vida de los malagueños.

Pedimos que el Ayuntamiento de Málaga, en base a la consecución del mandato constitucional de velar por el interés público, tenga en consideración la perspectiva de la prevención y precaución, con sumisión al Ordenamiento Jurídico (art. 9.1, 9.3 y 103.1 de la Constitución) y al cumplimiento del derecho constitucional de Protección de la Salud (art. 43 de la Constitución) y en cumplimiento de la obligación de, en uso de sus competencias, organizar y tutelar la salud a través de las medidas que sean precisas.

Por todo ello, pedimos la modificación de la ordenanza municipal reguladora de las condiciones de instalación de las infraestructuras radioeléctricas y equipos de radio comunicación, para que se regule en vez de desregular estas condiciones de instalación de equipos de radio comunicación.

Entre las principales medidas que solicitamos que se apliquen, lo mínimo exigible para poder atender suficientemente a la aplicación del principio de precaución, figuran:

a) Que se recoja nuevamente la prohibición de situar estas antenas a menos de 150 metros de los colegios, centros sanitarios, geriátricos, colegios, guarderías y otros lugares sensibles;

b) La prohibición de la instalación de microantenas en fachadas de edificios o en elementos del mobiliario urbano, quioscos o farolas;

c) Que se recoja nuevamente la prohibición de situarlas en zonas verdes, viales, edificios de equipamiento y en el ámbito del Centro Histórico;

d) Que se recoja la necesidad de licencia urbanística (no la simple declaración responsable) bajo unos requisitos, como la presentación de un plan de implantación, informe que valore el impacto de cada instalación, autorización de Industria y autorización del titular del emplazamiento de la antena;

Por todo lo anterior, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a que inicie los trámites para la modificación de la ordenanza municipal reguladora de las condiciones de instalación de las infraestructuras radioeléctricas y equipos de radio comunicación, consensuando una nueva resultado de un proceso participativo con los grupos políticos y colectivos sociales, que tenga en consideración el principio de precaución y prevención.

2º.- Que se encargue la realización de un estudio técnico con el fin de reordenar, ubicar y racionalizar, con criterios técnicos y urbanísticos, la implantación de estas infraestructuras y asegurar un elevado nivel de protección para la salud de los/las vecinos/as, teniendo en cuenta, al menos, como parámetros en el estudio, el máximo alejamiento de zonas sensibles y suficiente cobertura.

3º.- Instar al equipo de gobierno a que incluya en el nuevo texto de la Ordenanza una mínima regulación exigible para poder atender suficientemente a la aplicación del principio de precaución y de prevención, y en concreto las siguientes medidas:

a) Que se recoja nuevamente la prohibición de situar estas antenas a menos de 150 metros de los colegios, centros sanitarios, geriátricos, colegios, guarderías y otros lugares sensibles;

b) La prohibición de la instalación de microantenas en fachadas de edificios o en elementos del mobiliario urbano, quioscos o farolas;

c) Que se recoja nuevamente la prohibición de situarlas en zonas verdes, viales, edificios de equipamiento y en el ámbito del Centro Histórico;

d) Que se recoja la necesidad de licencia urbanística (no la simple declaración responsable) bajo unos requisitos, como la presentación de un plan de implantación, informe que valore el impacto de cada instalación, autorización de Industria y autorización del titular del emplazamiento de la antena;

Eduardo Zorrilla Díaz
Portavoz del Grupo Municipal de Málaga Para la Gente

Málaga, a 9 de diciembre de 2015

2015.12.09. Moción modificación ordenanzas antenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s