Moción presentada por nuestro grupo municipal relativa a la gestión de los residuos de fibrocemento y la contaminación por Amianto y sus afecciones medioambientales y para la salud

Posted on Actualizado enn

1

MOCIÓN

Que presenta la concejala del grupo municipal de Málaga para la Gente, Remedios Ramos Sánchez, a la Comisión de Sostenibilidad Medioambiental, relativa a la gestión de los residuos de fibrocemento y la contaminación por Amianto y sus afecciones medioambientales y para la salud.

El amianto o asbesto es un mineral metamórfico fibroso cuyas características son que sus fibras son largas y resistentes, lo suficientemente flexibles para ser entrelazadas por lo que así soporta grandes temperaturas. Por estos motivos fue muy utilizado entre los años 60, 70 y 80 como aislante en hornos y calefacciones, en tuberías, piezas del motor de vehículos, en múltiples materiales de construcción y en forma de componente, en planchas conocidas como uralita. Se tiene constancia de que, sobre todo en los años 70, se importaron alrededor de 100.000 toneladas de amianto, y de que la mayoría de edificios construidos entre 1965 y 1985 contienen este producto. Algunos expertos, como el malagueño Francisco Puche, calculan que en nuestro país la gente vive entre tres millones de toneladas de amianto.

Las autoridades médicas demostraron en los años 80 que los productos que contienen amianto provocan cáncer con una elevada mortalidad. El polvo de fibras de amianto invisible a simple vista puede ser inhalado por personas y animales, produciendo, según los estudios, 15 o 30 años más tarde, cáncer de pulmón, estómago, pleura y peritoneo. El mesotelioma pleural se debe en un 85% a la exposición a esta fibra, y se calcula que mueren por esta causa un millar de personas al año en el Estado español.

Los expertos creen que en los próximos 25 años podrían morir por esta causa alrededor de 500.000 personas en la Unión Europea. Por todo ello, a principios de la década de 2000 empezó a prohibirse en los países desarrollados, quedando totalmente prohibido su uso en la UE desde 2005.

En el caso de España, fue a partir de diciembre del año 2001 cuando una orden ministerial que regulaba sustancias y preparados peligrosos prohibió la utilización, producción y comercialización de los productos que contuvieran amianto. Esta prohibición ha eliminado una importante fuente de riesgo, pero no ha significado que el amianto haya desaparecido de nuestras ciudades. Toneladas de esta fibra de amianto continúan en nuestros edificios, sobre todo en tuberías y techos de uralita.

Además, las operaciones de demolición de edificios y de reparación de tuberías de fibrocemento siguen comportando un riesgo para los trabajadores que las acometan, debiendo ser realizadas por unas empresas especializadas y acreditadas para ello.

Pero para poder acometer con garantías estos trabajos debe existir un inventario de inmuebles, tanto públicos como privados, que pudieran contener amianto, pues de lo contrario no se tomarían las precauciones adecuadas ni se acudiría a empresas autorizadas, provocando exposiciones inadvertidas y graves consecuencias en vecinos y trabajadores por una inadecuada gestión de los residuos peligrosos.
En el caso de la recogida de residuos de Amianto, el Ayuntamiento se remite a las normativas de rango autonómico y estatal, y en la web municipal no se encuentra ningún tipo de información que oriente a los vecinos que tengan ese material, sobre todo planchas de uralita, respecto a los procedimientos que deben seguirse para su recogida y posterior tratamiento. No es inusual, por tanto ver planchas o tuberías de uralita en los contenedores de basura o en los alrededores de los Puntos Limpios, debido a que no se sabe o se desconoce qué hacer con estos materiales o bien a la imposibilidad de poder afrontar el coste económico que supone contratar a una empresa especializada en desamiantado.

En este sentido, otro interrogante que surge a este respecto es si el Servicio Mpal. de Limpieza que presta Limasa, o la empresa Mpal. de aguas Emasa, está tratando adecuadamente y procediendo a almacenar en lugares adecuados los objetos materiales retirados fabricados con fibrocemento y con qué frecuencia se está procediendo a su adecuada gestión y transporte.

Otro aspecto que preocupa a este grupo municipal es la presencia de elementos fabricados con fibrocemento en los centros educativos del municipio. Existen ejemplos, algunos de ellos que ya hemos traído mediante distintas iniciativas a este Ayuntamiento, de casos de Colegios y otros Centros Públicos.

Desde Málaga para la Gente entendemos que el Ayuntamiento, como institución más cercana al ciudadano, debe tener un papel más activo en este asunto y no limitarse a remitir a otras instancias.

Por ello, en atención a lo anterior, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Que por parte de los servicios técnicos municipales y de las correspondientes empresas se redacte y publique un informe sobre la situación actual de la gestión de residuos de fibrocemento que son recogidos por el servicio público de limpieza que presta Limasa (recogida, almacenamiento, eliminación, etc.), de la situación de las redes de saneamiento y abastecimiento que contengan fibrocemento, y de las redes de riego pertenecientes a parques y jardines, así como que se elabore un inventario de inmuebles públicos y privados que contengan amianto o sean susceptibles de contenerlo.

2º.- Que se estudie la posibilidad de complementar las ordenanzas existentes, tanto la actual de limpieza y medioambientes, tanto las urbanísticas con una regulación de las licencias de obras donde se garantice que, cuando se vayan a realizar obras, reparaciones o derribos de edificios, así como en el posterior tratamiento de los mismos, se aplique escrupulosamente el Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo, que establece las medidas preventivas para la protección de los trabajadores y personas.

3º.- Proceder a la elaboración de un Plan para la progresiva sustitución de los componentes de fibrocemento en los colegios y edificios públicos municipales e instar a la Consejería de Educación a que se realicen actuaciones similares en los institutos de la capital, así como para la progresiva sustitución de las tuberías de fibrocemento.

4º.- Que se valore la posibilidad de poner en marcha campañas de información a los vecinos, en particular sobre el riesgo que supone su inadecuada manipulación del Amianto, e informar de cuáles son los pasos que deben seguir para poder contactar con empresas autorizadas para el tratamiento de estos materiales y sus residuos, y de los programas de ayudas económicas si los hubiese.

Remedios Ramos Sánchez
Concejala del Grupo Málaga para la Gente

Málaga, a 10 de febrero de 2016

2016.02.11. Moción Medio Ambiente sobre el Amianto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s