REGENERAR HOYO DE ESPARTEROS, SALVAR LA MUNDIAL

Posted on

En febrero de 2008, el Ayuntamiento de Málaga y la promotora Braser firmaron un convenio urbanístico cuya finalidad, se decía, era “encontrar una vía de regeneración de la zona” de Hoyo Esparteros después de 20 años sin desarrollarse.
La gran apuesta del gobierno municipal del Partido Popular para la regeneración de esta zona tan degradada del centro de la ciudad, se basaba en este convenio que preveía ejecutar un hotel de una categoría mínima de cuatro estrellas, proyectado por Rafael Moneo, un arquitecto de reconocido prestigio. Para ello, el Ayuntamiento se comprometía a aumentar la edificabilidad en la zona, haciendo posible construir un edificio de diez plantas donde antes sólo se permitían cinco.
El proyecto suponía la desaparición del palacete de los condes de Benahavis, conocido como “La Mundial”, encargado por Isabel Loring Heredia, perteneciente a una de las familias más ilustres de la burguesía malagueña del XIX, y realizado por el arquitecto Eduardo Strachan Viana-Cárdenas, autor de los proyectos de los edificios de la calle Larios. Inexplicablemente, la Junta de Andalucía derogó la protección arquitectónica de este edificio histórico en 2008. También suponía la desaparición de una parte significativa del trazado del conjunto protegido del centro histórico, como la calle Plaza de Arriola o la singular plaza triangular de Hoyo de Esparteros, construida en 1728. Los colectivos defensores del patrimonio e Izquierda Unida siempre nos opusimos.
A cambio del aumento de edificabilidad, la promotora debería pagar los aprovechamientos urbanísticos que le correspondían como propietaria del suelo, así como el 10% de cesión obligatoria, y aportar aval bancario por el 7% de los costes de urbanización.
El Ayuntamiento cumplió su parte y, en abril de 2012, se aprobó definitivamente la Modificación de Elementos del PEPRI-Centro, con las nuevas determinaciones urbanísticas. Sin embargo, la promotora, tras ocho años desde la firma del convenio de Hoyo Esparteros, no ha cumplido ni uno solo de los pagos a los que resultó obligada, y tras varios aplazamientos y requerimientos,  su deuda con el Ayuntamiento asciende ya a 7,3 millones de euros con los intereses y recargos. Adeuda también un préstamo, que suscribió en 2008 con una entidad bancaria y que garantizó con sus propiedades en el sector. E incluso adeuda al Ayuntamiento varias anualidades del IBI que le corresponde como propietaria.
Pero lo que es aún peor, no se ha cumplido el interés general que supuestamente justificó la firma del convenio. Esta zona del conjunto del centro histórico de la ciudad sigue en el limbo y abandono que sufría desde años antes de su firma, aumentando día a día su degradación urbanística. Es más, visto el incumplimiento reiterado y flagrante del promotor, y su incapacidad para desarrollar el proyecto, no hay perspectivas de regeneración de la zona en los próximos años. 
Nos encontramos, pues, ante una operación especulativa “de libro”. Una promotora compra unos suelos de una zona degradada del centro con el objetivo declarado de regenerarla. Con la “coartada” de la firma de un arquitecto de renombre, plantea la construcción de un edificio de diez plantas, logrando del ayuntamiento el aumento de edificabilidad, y de la Junta la desprotección de un edificio monumental que hasta entonces estaba protegido. No paga al banco el crédito que garantiza con sus propiedades en la zona, ni paga al Ayuntamiento las contraprestaciones pactadas en el convenio, y hasta deja de pagar el IBI. Y busca, con poco éxito, un “inversor” que sea capaz de desarrollar el proyecto que ella no puede, consiguiendo en ocho años varios aplazamientos “indulgentes” de sus obligaciones por parte del Ayuntamiento.
La gran apuesta del Alcalde para el desarrollo urbanístico de la zona de Hoyo Esparteros ha fracasado estrepitosamente. Y no sólo por la insolvencia del promotor, y por su incapacidad de llevar a cabo el proyecto al que se comprometió, sino porque era desde el principio una apuesta especulativa, depredadora del patrimonio histórico de la ciudad, y que se ha demostrado incapaz de regenerar urbanística y económicamente la zona.
Por todo ello, el Pleno del Ayuntamiento, a propuesta del grupo municipal Málaga para la Gente, ha  acordado la resolución del convenio urbanístico de Hoyo de Espartero, con petición de daños y perjuicios a la promotora por sus reiterados incumplimientos, así como el impulso de una nueva ordenación urbanística del ámbito de Hoyo de Esparteros.  
Se abre ahora una clara oportunidad de repensar una nueva ordenación para el desarrollo de una zona muy degradada de la ciudad. De plantear un proyecto viable y consensuado capaz de regenerar urbanística esta zona del centro histórico, que incluya la rehabilitación del edificio de “La Mundial” y la conservación del trazado y los valores arquitectónicos e históricos de la zona, y que sea motor de la reactivación social, económica y turística de una parte muy importante de nuestro centro histórico.  

(Publicado en Tribuna de Diario Sur, el martes 1 de marzo de 2016)


from Eduardo Zorrilla http://ift.tt/1TVdeeT
via IFTTT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s