Moción presentada por el grupo municipal Málaga para la Gente relativa a la recuperación y rehabilitación del edificio del antiguo colegio de San Agustín

Posted on Actualizado enn

1

MOCIÓN

Que presenta el portavoz del Grupo de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla Díaz, y la portavoz adjunta, Remedios Ramos Sánchez, a la consideración del Excmo. Ayuntamiento Pleno, relativa a la recuperación y rehabilitación del edificio del antiguo colegio de San Agustín.

La recuperación, rehabilitación y adecuación del edificio del antiguo colegio de San Agustín para albergar la Biblioteca del Estado o para los usos que se estimen oportunos, lleva más de 15 años sin que termine de arrancar, a pesar de que se trata de un edificio protegido de enorme valor que forma parte del patrimonio histórico, simbólico y arquitectónico de nuestra ciudad, es un edificio muy importante que está degradado y ávido de una reforma y revitalización, tanto del mismo como de su entorno urbanístico, en el eje cultural del centro histórico junto al Museo Picasso.

La actual situación de enorme abandono y falta de uso desde su cierre hace décadas, después de haber sido la sede del Ayuntamiento de Málaga, Colegio, la Facultad de Filosofía y Letras e incluso un Hospital, pareció despejarse cuando la administración central, desde el Ministerio de Cultura, propuso la rehabilitación de este monumento como equipamiento cultural para convertirlo en Biblioteca del Estado.

Sin embargo, el inmueble aún está pendiente de su rehabilitación a pesar de ser un proyecto ya antiguo, que ha sufrido diversas modificaciones, e incluso en el pasado ha contado con una consignación presupuestaria. Pero, sin duda alguna, uno de los motivos de mayor preocupación para nuestro grupo es que este proyecto lleva 15 años de retraso, primero por las modificaciones del diseño y después víctima del desinterés y la falta de voluntad política, hasta ser postergado primero y liquidado después por el PP.

Primero el proyecto se retrasó por los cambios del Ministerio de Cultura en la zona del edificio que da a la calle Pedro de Toledo, planteaban la modificación de los volúmenes para dar cabida a una mayor cantidad del archivo mayor que la ideada inicialmente. Esto implicaba la sustitución de una parte del antiguo convento agustino que es la que experimentó más añadidos a lo largo de los siglos.

Luego el proyecto tuvo que adaptarse a las indicaciones de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) y de la Consejería de Cultura, en el sentido de retranquear las plantas de tal forma que no se pierda la visión de la torre de la iglesia de San Agustín desde Cister. Todos estos cambios derivaron en un nuevo diseño, que fue aprobado inicialmente por el Ayuntamiento de Málaga, el mes de diciembre de 2008, que recabó un nuevo el informe de la Consejería de Cultura, que esta vez fue favorable.

Este retraso desde que se concedió la licencia de obras para el proyecto, el año 2007, echó por tierra la previsión del Gobierno central de inaugurar este equipamiento en el año 2009, pero luego vino la crisis, el desinterés y la falta de voluntad política del Gobierno Central y del Ayuntamiento de Málaga.

El pleno celebrado en marzo de 2009, aprobó una moción presentada por el entonces grupo municipal de IU en la que se instaba al Ministerio de Cultura a que adoptara las medidas necesarias para garantizar y acelerar la ejecución del proyecto de Biblioteca del Estado y rehabilitación del edificio del antiguo colegio de San Agustín. Si se hubiera hecho entonces, contaríamos con este equipamiento.

Sin embargo, no ha habido avances y este inmueble situado en un lugar privilegiado continúa sin ningún uso y deteriorándose porque no se lleva a cabo la anunciada rehabilitación y su adaptación para que albergue el equipamiento cultural que sea más adecuado.

El 1 de octubre de 2010, remitimos cartas a la Alcaldía, a la delegación del gobierno de la Junta de Andalucía, y al subdelegado del gobierno central, respectivamente, en las que advertimos que el edificio del antiguo colegio de San Agustín, llevaba 15 años abandonado y que se estaba deteriorando a pesar de ser un edificio protegido que forma parte de patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad.
La delegación del gobierno de la Junta de Andalucía, y el subdelegado del Gobierno central, no se dignaron a contestarnos a estos escritos. La Alcaldía contestó, por un lado, que se realizaron obras de tapiado de una de las puertas traseras del edificio para evitar la posible entrada de personas al mismo, y por otro, que remitió una carta a la entonces Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, informándole que había remitido al Ministerio de Cultura una resolución solicitándoles documentación a este respecto, sin que hasta la fecha haya recibido ninguna respuesta por parte del Ministerio de Cultura.

El pleno municipal del mes de noviembre de 2010 aprobó otra moción del grupo municipal de IU en la que se instaba al Gobierno a que adopte las medidas necesarias para dar cumplimiento a la moción aprobada en el pleno municipal de marzo de 2009. Y en el pleno municipal de octubre de 2011 se aprobó otra moción en la que se instaba a dar cumplimiento a las mociones de 2009 y 2010.

El Ministerio de Cultura es el propietario del inmueble del antiguo colegio de San Agustín, por lo que tiene el deber de dar explicaciones por las circunstancias de deterioro que están ocurriendo, por las modificaciones, por el retraso y falta de interés en impulsar el enriquecimiento del patrimonio histórico malagueño con esta actuación. Una vez más, la burocracia pone freno a un proyecto que, de seguir demorándose en el tiempo agravará el deterioro de uno de los edificios con más historia de la ciudad.

En estos momentos es prioritaria la recuperación y puesta en valor del inmueble, respetando su valor histórico, artístico y simbólico, por lo que exigimos que se ponga en marcha su recuperación para convertirlo en Biblioteca que albergue los fondos de la desaparecida Casa de la Cultura, o con el uso que se estime más oportuno y conveniente.

El colegio de San Agustín, que ocupa una superficie de alrededor de 4.400 metros cuadrados, es uno de los inmuebles con más historia en el entorno de la Catedral y el Museo Picasso, pero recibe poca atención incluso en tareas de mantenimiento. La más reciente, en 2014, encargada a Sacyr, tuvo además el mal tino de despedazar la escalera original que comunicaba las naves del centro.

Levantado originalmente a finales del siglo XVII, el colegio de San Agustín, hoy en peligro, ha acelerado en todo este tiempo su existencia rocambolesca. Desde que los agustinos decidieran mudarse a la parcela de Los Olivos y vender el inmueble, muchos han sido los propietarios que han intentado mantener sus puertas abiertas. El primero, La Diputación, que lo compró en 1974 para cederlo a la Universidad de Málaga, que continuó durante veinte años con la tradición educativa, en este caso como sede de la Facultad de Filosofía y Letras. En 1995 hubo un nuevo cambio de dueño, la Junta de Andalucía, que lo adquirió por 377 millones de las antiguas pesetas, aunque sin terminar de decidirse nunca por ninguna propuesta.

La aparición del Gobierno fue más reciente. Y también mediante una operación a dos bandas que incluyó un trueque. La administración central le cedió a la Junta una biblioteca situada en Sevilla y ésta, a cambio, le entregó las escrituras del antiguo colegio. El estado que presenta el interior, con ventanas rotas y puertas desportilladas, deja muy a las claras que el cambio no ha surtido el efecto esperado. San Agustín continúa cerrado. Y cada vez cuesta más encontrar en su actual fisonomía algún rasgo de su caudaloso pasado, cuando sus aulas eran atravesadas a diario por cientos de jóvenes.

La antigua sede agustina forma parte de la historia de la ciudad y, sobre todo, de la pastilla noble del patrimonio del Centro. Por eso los antiguos alumnos insisten en la conveniencia de trasformar un espacio para el que reivindican una función de titularidad pública y abierta a todos. Málaga no se puede permitir renunciar a un inmueble que ofrece para la vida ciudadana innúmeras posibilidades, tanto por su ubicación como por sus dimensiones, ya que San Agustín cuenta con una superficie hábil que rebasa en casi seiscientos metros cuadrados la del Museo Picasso.

Por todo lo expuesto, proponemos para su aprobación los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Instar al Ministerio de Cultura a actuar, como propietario del edificio de San Agustín, para asegurar su conservación y adecuado mantenimiento, impulsando su recuperación como infraestructura cultural, con el objeto de dignificarlo y para ponerlo en valor.

2º.- Instar al Ministerio de Cultura a que ejecute todas las inversiones previstas, acelerando los proyectos que existen para la mejora de San Agustín, como el de Biblioteca del Estado, y la rehabilitación del edificio del inmueble, adoptando las medidas para dar cumplimiento a las mociones aprobadas en el pleno de marzo de 2009, de noviembre de 2010 y octubre de 2011.

3º.- Instar al equipo de gobierno a que inicie lo antes posible, los expedientes sancionadores y dicté las ordenes de ejecución que procedan a los propietarios, por el incumplimiento del deber de conservación y de las ordenanzas y normas que rigen en el centro histórico de la ciudad.

Eduardo Zorrilla Díaz                                       Remedios Ramos Sánchez
Portavoz Grupo Málaga para la Gente         Portavoz Adjunta Grupo Málaga para la Gente

Málaga, 19 de febrero de 2016

2016.02.19. Moción edificio calle San Agustín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s