Moción presentada por nuestro grupo municipal relativa a la deficiente gestión que se realiza en la recogida selectiva de residuos en la ciudad y su reciclaje por parte de Limasa

Posted on Actualizado enn

1

MOCIÓN

Que presenta la concejala del grupo municipal de Málaga para la Gente, Remedios Ramos Sánchez, a la Comisión de Sostenibilidad Medioambiental, relativa a la deficiente gestión que se realiza en la recogida selectiva de residuos en la ciudad y su reciclaje por parte de Limasa.

Desde que Limasa empezó con los recortes en 2013, en la quincena de cuartelillos que la empresa tiene repartidos por la ciudad la merma de operarios es una constante, según denuncian desde el comité de empresa. Pero al margen de la limpieza viaria, la peor parte de se la están llevando los servicios considerados no esenciales como la retirada de muebles y restos de podas, el lavado de contenedores y la recogida selectiva, cuya frecuencia en los barrios se ha visto deteriorada precisamente cuando los ciudadanos están más concienciados que nunca con el reciclaje, como lo demuestran las estadísticas que maneja la propia Limasa.

Según los cuadrantes, la retirada de cartones y envases se realiza cada dos o tres días porque así están asignadas las rutas (a cada camión le corresponden dos sectores), aunque la realidad, reconocida por los propios trabajadores, constata que una cosa es hacer toda la ronda y otra bien distinta que los aproximadamente 1.500 contenedores azules (papel y cartón) y los más de 1.300 amarillos (plásticos) se vacíen en días alternos en zonas donde antes se hacía a diario. En el mejor de los casos, se recogen dos veces por semana pese que hay puntos que deberían ser diario. Los recursos humanos y materiales para estas tareas se han reducido hasta en un 50% en algunas de las mismas. De hecho, por las mañanas no hay recogida selectiva, aunque por las tardes suelen estar operativos cuatro camiones para envases y otros tantos para el papel. Por las noches, su presencia se reduce a la mitad.

A este déficit se añaden otros dos lastres. El primero, que el servicio ya no se presta los fines de semana, a pesar de que es cuando las familias suelen depositar más envases y papeles. Así, los sábados solo sale algún camión si hay conductores disponibles, mientras no se recoge ni domingos ni festivos, de ahí que los lunes y martes sea más habitual la estampa de contenedores desbordados hasta que los trabajadores se ponen al día. El segundo, que cada vez que se avería un camión de basura orgánica o por algún motivo falla un conductor se suple con los equipos de selectiva para no dejar desabastecido el único servicio que en Limasa es esencial.

Si la acumulación de residuos junto a contenedores repletos de recogida selectiva es frecuente, también lo es la presencia durante días de restos de poda o de muebles que algunos dejan en la vía pública sin previo aviso pese a que hay un teléfono gratuito (900 900 000) para que los ciudadanos puedan requerir un equipo. Al margen de los hábitos de los malagueños y malagueñas, la realidad es que en los últimos años también ha menguado la flota de 15 vehículos (conductor y operario) destinados a esta tarea hasta dejarlos en los ocho actuales que operan de lunes a viernes.

Nos preocupa esta reducción de la frecuencia asignada a la recogida selectiva de residuos, que además tiene un efecto perverso, ya que aumenta la carga de trabajo del operario que realiza esa tarea al acumularse residuos de varios días en calles que ha de atender en su jornada habitual. Nuestro grupo municipal cree necesario que la administración municipal siga avanzando y mejorando la recogida selectiva de residuos en la ciudad, y es responsabilidad de la misma dotarse de los medios técnicos y humanos necesarios para garantizar la prestación de este servicio de manera eficiente.

Asimismo, si ya es preocupante la mala gestión de la recogida selectiva de residuos en un origen, aún es más preocupante la gestión de estos residuos en su destino, ya que según datos de la propia empresa tan solo se recicla en torno al 50 por ciento de los residuos provenientes de la recogida selectiva en el Centro Ambiental de Los Ruices, no se recicla todo lo que recibe y gran parte de esta recogida selectiva se entierra por falta de personal por lo que existe una gigantesca planta de reciclaje que está como escaparate de buenas intenciones.

El reciclaje, qué, según el actual jefe del servicio de limpieza del Ayuntamiento de la Málaga, desde los inicios del contrato era, literalmente, “una puesta en escena”, sigue siéndolo en gran medida a pesar de la construcción, sobrecostes incluidos, del centro ambiental de Los Ruices y de una moderna planta de reciclaje. Recordamos que a la planta de clasificación de envases del centro ambiental de Los Ruices, se la dotó de un nuevo sistema automatizado de separación de los residuos procedentes del contenedor amarillo (plásticos de varios tipos, latas y bricks) con un robot, equipado con sensores de infrarrojos e imanes, que tuvo un coste de casi dos millones de euros.

No queda ni la menor duda de que la mala calidad y deficiente gestión del servicio de recogida selectiva de basuras y su posterior reciclaje se debe a la enorme infrautilización de los medios humanos y materiales de los que disponen y pueden movilizar las empresas concesionarias, cada día hay muchos vehículos, maquinaria y materiales destinadas a la prestación del servicio que no se utilizan, pero según denuncian los propios operarios, el principal motivo de la pérdida de calidad es la falta de personal, ya que existe un déficit de operarios tanto en las tareas de recogida selectiva como en las de reciclaje.

No podemos normalizar esta situación. No podemos permitir que, a fuerza de acostumbrarse y de repetirse esta situación, de seguir mirando para otro lado, acabemos pensando que es normal o que es admisible la sobrecogedora situación de que un servicio esencial para la ciudad se vaya degradando, mientras su coste aumenta de forma desproporcionada cada año, bajo el control de unas constructoras, que aumentan sus ingresos cuando la empresa aumenta sus gastos.

Por todo lo anterior, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a que se mejore el servicio que presta Limasa aumentando de forma progresiva la frecuencia de recogida selectiva de los residuos separados en distintas fracciones, y en particular la recogida de papel y de cartón, y la de envases, dotándose de los recursos humanos y materiales necesarios, para impulsar el reciclado y la colaboración ciudadana en materia de reciclaje.

2.- Instar al equipo de gobierno a que se adopten medidas correctoras del deficiente servicio de recogida selectiva de los residuos, especialmente en los lugares en los que se ha detectado que se ha producido una merma de la calidad, así como exigir a los socios privados el cumplimiento íntegro de todas las obligaciones que se derivan del pliego de condiciones.

3º.- Instar al equipo de gobierno a que exija a las empresas concesionarias que optimice y que gestione de forma más eficiente el Centro Ambiental de los Ruices y la planta de Reciclaje, empleando todos los medios humanos y materiales a su alcance con el cumpliendo los compromisos adoptados para aumentar las contrataciones de personal.
Remedios Ramos Sánchez
Concejala del Grupo Málaga para la Gente

Málaga, a 15 de junio de 2016

2016.06.15. Moción Medio Ambiente Recogida Selectiva Reciclaje Limasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s