PP y C´s rechazan hermanar Málaga con Gernika en el 80 aniversario del bombardeo de ambas ciudades por el fascismo

Posted on Actualizado enn

guernica rechazado

Esta mañana PP y C´s han rechazado, en la Comisión de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, la iniciativa de Málaga para la Gente para hermanar las ciudades de Málaga y Gernika en el 80 aniversario de ambas ciudades por el fascismo. El rechazo ha sido justificado bajo el sorprendente argumento de que Gernika es gobernado actualmente por Bildu, sorprendente sobretodo por que en Gernika el gobierno no es de esa formación, sino de EA-PNV.

Os dejamos el texto completo de la iniciativa:

MOCIÓN

     Que presenta la concejala del Grupo Mpal. de Málaga para la Gente, Remedios Ramos Sánchez, a la Comisión de Derechos Sociales, Cultura, Educación, Deporte y Juventud, relativa al inicio de los trámites para el hermanamiento entre las ciudades de GernikaLumo y Málaga a través del Guernica de Pablo Ruíz Picasso.

La presente moción, elaborada a partir de materiales históricos por nuestro antiguo portavoz y parlamentario Antonio Romero Ruiz, nace con la vocación de que sea convertida en Institucional y suscrita por todos los grupos y concejal no adscrito.

La utilización de maquinaria de guerra contra civiles indefensos causó muerte y destrucción de la ciudad vasca de Gernika-Lumo y miles de muertes en la columna humana que se desplazaba en la carretera de Málaga- Almería.

Las fuerzas golpistas contaron con el apoyo directo del fascismo europeo de Hitler y Mussolini, que constituyeron la punta de lanza por primera vez en la historia asesinando a civiles.

Pablo Ruiz Picasso, nuestro pintor más universal, inmortalizó con su cuadro los horrores de la guerra, haciendo del Gernika el más grande de los iconos por la paz, por eso proponemos que se inicien los trámites para que se lleve a cabo el hermanamiento y abrazo de Málaga y Gernika-Lumo, unidos por el dolor y el recuerdo a los mártires que perdieron la vida a manos del fascismo nacional e internacional.

Se trataría de que este hermanamiento en torno al cuadro de Picasso, fuera apuesta por la paz y los derechos humanos, construyendo valores para que nunca se repitan estas masacres contra la población civil.

En enero de 1939, una galería del deprimido East End londinense exhibía una pintura impactante sobre los horrores de la guerra, la angustia y el sufrimiento humano, firmada por Pablo Picasso. Aquel cuadro, el Gernika, acabaría convirtiéndose en la más famosa declaración antibélica del arte moderno. A lo largo de tan sólo dos semanas, miles de personas desfilaron por la Whitechapel Gallery para contemplarlo, en un gesto de solidaridad con la bombardeada población vasca (1937) y de apoyo a las fuerzas republicanas frente al acoso franquista.

La presencia del Guernica en el Londres de 1939 fue el único alto en su camino desde el estudio parisino de Picasso hacia Estados Unidos, donde permanecería en custodia hasta la llegada de la democracia a España, por deseo expreso de su autor.

El bombardeo de Gernika (Operación Rügen) fue un ataque aéreo realizado sobre esta población vasca el 26 de abril de 1937, en el transcurso de la guerra civil española, por parte de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, que combatían en favor de los sublevados o nacionales. Tres cuartas partes de los edificios fueron destruidos y las estimaciones actuales de víctimas cifran los fallecidos en un rango que abarca de los 120 a los 300 muertos.

En 1907, temiendo este tipo de ataques, la Convención de la Haya, instrumento esencial del derecho público humanitario internacional, recoge en su artículo 25 que “Está prohibido atacar o bombardear, cualquiera que sea el medio que se emplee, ciudades, aldeas, habitaciones o edificios que no estén defendidos”. Esta prohibición, sin embargo, ha sido violada en numerosas ocasiones.

Al contrario de lo que se piensa, el bombardeo de Gernika no fue el primer bombardeo de la historia sobre población civil. Los italianos habían empezado en el año 1911 cuando bombardearon Tagiura en Libia. Después serían los españoles que, en 1913, atacaron un pueblo en el norte del Marruecos “español” como castigo por su rebeldía. El bombardeo aéreo se convertiría desde estos acontecimientos en una práctica frecuente de las guerras coloniales.

Gernika tampoco fue el primer bombardeo sobre una población en la guerra civil española. Un mes antes, en marzo, la aviación italiana ya había bombardeado Durango durante 20 minutos, causando unos 180 muertos. Ni Durango ni Gernika fueron tampoco los primeros lugares en los que la población civil fue atacada durante la guerra civil: en febrero de 1937, la misma Legión Cóndor había ametrallado una columna de refugiados civiles en la carretera entre Málaga y Almería causando cientos de víctimas. Sin embargo, es cierto que el bombardeo de Gernika sí que fue el primer bombardeo en alfombra con el objetivo de destruir una ciudad.

El bombardeo de Gernika fue además un ataque contra lo que se considera el alma del pueblo vasco: Gernika ha sido históricamente la cuna de la autonomía vasca.

Los sublevados buscando una justificación al ataque atribuyeron la destrucción de la ciudad a los propios republicanos diciendo que la habían quemado las “hordas rojas”. Más tarde justificarían el bombardeo arguyendo que se trataba de destruir un puente por el que pasaban los refuerzos republicanos.

La realidad de los hechos se reveló pronto al mundo debido a la presencia en Bilbao de varios periodistas ingleses de importancia como George Steer (The Times) y la repercusión internacional del bombardeo no se hizo esperar, convirtiéndose este episodio en uno de los símbolos más conocidos del horror de la guerra y ejemplo del sufrimiento de civiles en conflictos armados.

El presidente de Alemania Roman Herzog, en la carta leída a los supervivientes del bombardeo, en el año 1997, por el embajador alemán en España con motivo del 60 aniversario, pidió perdón por la manifiesta autoría alemana del bombardeo.

Durante la guerra civil española las tropas golpistas son detenidas en el Frente Norte en una línea que viene a coincidir con la frontera entre Guipúzcoa y Vizcaya en septiembre de 1936. Con la llegada de la primavera de 1937 se produce el avance de estas tropas, que contaban con apoyos de los Gobiernos de Alemania e Italia, que tenían tropas destacadas en España. El 26 de abril de 1937 se produce el bombardeo de Gernika por la Legión Cóndor, unidad aérea de la Luftwaffe alemana.

Durante cuatro horas los aviones alemanes redujeron a escombros la ciudad entera. Este bombardeo indiscriminado contra la población civil, junto al realizado unos días antes en Durango, sería el inicio de la estrategia bélica conocida como “Guerra total”. El hecho se produjo un lunes, día de mercado, y el objetivo fue la población civil, que resultó bombardeada y ametrallada. Ni la fábrica de armas Unceta y Cía, ni la Casa de Juntas y el Árbol, resultaron dañados (es de destacar el hecho de que cuando las tropas rebeldes tomaron la villa, los requetés montaron guardia de honor en torno al Árbol como símbolo de los fueros y las tradiciones).

Pablo Picasso se inspiró en este hecho para realizar el cuadro titulado Gernika, en respuesta al encargo que le hizo el Gobierno español para el pabellón de España en la Exposición Internacional de París de 1937, que tiene reminiscencias del cuadro: ‘La batalla de Anghiari’, de Leonardo da Vinci.

Al sufrir una destrucción superior al 75%, fue una de las poblaciones que fueron incluidas en el Servicio Nacional de Regiones Devastadas y Reparaciones.

En 1987 se celebró el 50 aniversario del bombardeo, junto con el Precongreso de la Asociación Mundial de Ciudades Mártires. Al año siguiente, 1988, se inauguró el monumento Gure Aitaren Etxea, de Eduardo Chillida. Een 1990 se emplazaba a su lado la obra del escultor inglés Henry Moore Large Figure in a Shelter. Ambos conjuntos monumentales expresan el símbolo de Gernika-Lumo como Ciudad de la Paz.

La masacre de la carretera Málaga-Almería sobre población civil que huía de la ciudad, fue el mayor ataque a civiles ocurrido durante la guerra civil, el 8 de febrero de 1937, tras la entrada en Málaga de las tropas franquistas. Una multitud de refugiados que abarrotaban la carretera huyendo hacia Almería fueron atacados por mar y aire causando la muerte a civiles.

Ante los primeros movimientos franquistas hacia Málaga, en la capital cundió el pánico ante la represión, por lo que muchos civiles y milicianos optaron por huir por la carretera de Almería. Ésta no había sido cortada, si bien estaba a merced de los bombardeos desde tierra, mar y aire.

Se calcula que fueron decenas de miles las personas que intentaron huir, pese a que el camino era extremadamente difícil tanto por los bombardeos como por el hecho de que la carretera se encontraba en pésimas condiciones a la altura de Motril.

Participaron en el bombardeo, además de la fuerza aérea franquista, los buques Canarias, Baleares y Almirante Cervera, así como los tanques y la artillería rebeldes. La escuadrilla aérea España, fiel a la República, trató de defender a los huidos con poco éxito. La mayoría de pueblos en el camino hacia Almería no ayudaron a los fugitivos ante el miedo a las represalias posteriores por parte de los sublevados, que continuaban avanzando.

Sin embargo este mismo miedo hizo también abandonar sus casas a muchos de los vecinos de estos pueblos situados en la costa malagueña; tal es el caso de Lagos, en Vélez-Málaga, un conjunto de casas frente al mar donde algunos supervivientes ubican los primeros bombardeos de barcos y aviación contra la población inocente que huía por la carretera. Asimismo, el 8 de febrero también tuvo lugar un desembarco en Torre del Mar con la intención de cortar la retirada de los huidos.

Miguel Ángel Melero, profesor de la Universidad de Málaga, reconoce que sobre aquella huida aún es muy difícil poner números. Entre 100.000 y 150.000 desplazados (hay quien eleva la cifra hasta 300.000) y entre tres mil y cinco mil muertos,  explica:

        “La huida, el éxodo, el genocidio de la carretera de Málaga a Almería representa el episodio más trágico de la guerra civil, a la vez que uno de los más señeros y de los más vergonzantes ocurridos en España durante el conflicto bélico de 1936-1939”.

Durante este suceso, se produjo la intervención del doctor Norman Bethune, médico canadiense que se desplazó expresamente desde Valencia hacia Málaga con su unidad de transfusión sanguínea para socorrer a la población civil que estaba siendo masacrada. Esta traumática experiencia le llevaría a escribir el relato denominado “El crimen de la carretera Málaga-Almería”.

 

     “Lo que quiero contaros es lo que yo mismo vi en esta marcha forzada, la más grande, la más horrible evacuación de una ciudad que hayan visto nuestros tiempos….”

 

En este año, el museo Reina Sofía de Madrid, el museo Thyssen-Bornemisza de Madrid y el Museo Picasso de Barcelona, dedicarán exposiciones a Pablo Picasso en el 80 aniversario del “Guernica” y del bombardeo de dicha ciudad, una de sus obras más emblemáticas y símbolo mundial del arte contemporáneo.

Por todo ello, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Iniciar los trámites para realizar el hermanamiento entre las ciudades de Gernika-Lumo y Málaga, a través del Gernika de Pablo Ruíz Picasso.

2º.- Instar al Gobierno Andaluz a respaldar esta iniciativa, para saldar la deuda de memoria democrática que tiene la España constitucional, enmarcada en la defensa de los derechos humanos y la paz.

3º.- Realizar una campaña divulgativa y participativa, y actos conmemorativos del 80 aniversario del “Guernica”, implicando a la sociedad civil para que haga suya la propuesta de este hermanamiento para llenarlo de participación del movimiento vecinal, sindical, universitario, para que hechos de este tipo no vuelvan a repetirse.

4º.- Esta campaña divulgativa y participativa respaldaría proyectos y apoyaría con los medios necesarios las iniciativas populares que, relacionadas con la propuesta hermanamiento y con el  80 aniversario del Guernica de Pablo Ruiz Picasso, fomenten la participación ciudadana entorno a la pedagogía de la paz, como:

  1. a) Mesas redondas, exposiciones, seminarios y jornadas entorno a las víctimas civiles en conflictos bélicos.
  1. b) Concursos dirigidos a una franja infantil- juvenil entorno a los valores que se desprenden del Gernika de Picasso.

5º.- Que los Museos de Málaga de titularidad municipal y el Museo Picasso de Málaga participen en esta iniciativa de hermanamiento, con actos divulgativos y con exposiciones en el 80 aniversario del “Guernica” y del bombardeo de dicha ciudad, por ser una de sus obras más emblemáticas y símbolo mundial del arte contemporáneo.

Remedios Ramos Sánchez

Concejala del Grupo Málaga para la Gente

Málaga, a 20 de marzo de 2017

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s