Por la llegada del metro al Hospital Civil

Posted on Actualizado enn

Meme metro

MOCIÓN

Que presentan el portavoz del Grupo Municipal de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla Díaz, y la portavoz adjunta, Remedios Ramos Sánchez, a la consideración del Excmo. Ayuntamiento Pleno, relativa al posible bloqueo de las obras de construcción del Metro hasta el Hospital Civil.

La consumación de la amenaza del alcalde de bloquear la ejecución de las obras de construcción del Metro hasta el Hospital Civil, en contra del acuerdo firmado por él mismo con la Junta de Andalucía, supondría una reclamación súper millonaria por parte de las constructoras que tienen la concesión y un gravísimo quebranto para las arcas municipales, y el bolsillo de los malagueños y malagueñas.  

Este bloqueo no sólo pone en peligro ese tramo del Metro sino que además podría dar al traste con el proyecto de prolongación y la terminación completa de la red del Metro, incluso puede poner en peligro la viabilidad futura del trazado ya en servicio y del Metro en su conjunto.

Hay que tener una altura de miras y colaborar para que puedan comenzar las obras y para que se finalice su ejecución lo antes posible cumpliendo con los plazos, el obstruccionismo y los bloqueos lo único que han provocado son los enormes retrasos que han perjudicado la movilidad en nuestra ciudad y al conjunto de la ciudadanía.  

El proyecto del Metro de Málaga es una gran inversión y una oportunidad de transformación de la ciudad en materia de movilidad, bloquear el proyecto firmado en su día por el propio alcalde y el trazado en superficie del Metro hasta el Hospital Civil sería una enorme irresponsabilidad que nos hipotecaría en el futuro.

La cerrazón del alcalde puede privar a Málaga del desarrollo de un medio de transporte capaz de transformar la movilidad en la ciudad, haciéndola más sostenible. Mientras en Málaga hace años optó por un modelo de Metro en concesión, soterrado, caro e insostenible, en más de 300 ciudades europeas, de entidad similar o superior a Málaga, funcionaba el metro en superficie a plena satisfacción.

Así, por ejemplo, en Alemania (Dörtmund, Dusserldorff, Bonn, o Frankfourt), en Francia (Marsella, Burdeos o Lyon), en Suiza (Ginebra o Zurich), y mucho más cerca y recientemente, Tenerife o Zaragoza son ejemplos de una larguísima lista.

El caso de Zaragoza es significativo: con casi la mitad de gasto, desde hace años funcionan cuatro líneas de Metro en superficie, con el cuádruple de kilómetros que en Málaga. Lo que unido a la apuesta por la bicicleta, ha dado como resultado que además  de mejorar la movilidad, han disminuido las emisiones de CO2 a la mitad.

Mientras, en Málaga, el alcalde de la ciudad exhibe y promueve en este asunto una mentalidad propia de mediados del siglo pasado. La misma mentalidad que, en nombre de la modernidad, llevó a esta ciudad a eliminar la línea férrea litoral hasta Vélez “para ganar sitio para el coche”, mientras en toda Europa se hacía lo contrario. Algunos aún no han aprendido, y lo peor es que se quiere imponer esa mentalidad.

Nuestro grupo siente la obligación política de mostrar su preocupación por la posible paralización del proyecto, de su bloqueo, y más allá de incidir en la necesidad de consenso entre las dos administraciones implicadas, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga, que parece que todo el mundo defiende pero, curiosamente, siempre son los mismos quienes rompen el consenso, el Partido Popular, queremos reafirmar nuestro compromiso de que esta infraestructura fundamental para Málaga sigua avanzando y que se cumpla aquello que se firmó en su día, es decir, la llegada del trazado en superficie hasta el Hospital Civil y el Materno Infantil.

Cuando se firma un acuerdo se hace con la información y elementos de juicio suficientes para saber cómo es ese proyecto y al cabo de dos o tres años no se puede cambiar de opinión. El alcalde pasó de pedir un Metro para Málaga, ya que en aquel entonces sólo se hablaba del Metro de Sevilla, a boicotear y retrasar una inversión estratégica y fundamental para la modernización de Málaga.

Y si se frustran este proyecto y se detiene el Metro, si se queda en vía muerta, también serán miles los puestos de trabajo que se perderán. Además, el alcalde, esto lo hace unilateralmente, sin consensuar nada con los otros grupos, en un Ayuntamiento donde no tiene mayoría absoluta.

No hay razones para romper los acuerdos alcanzados. Existe un acuerdo sobre el Metro y el acuerdo hay que cumplirlo, porque paralizar la llegada del trazado en superficie hasta el Hospital Civil compromete la viabilidad económica del proyecto en su totalidad. Hay que tener en cuenta que si se paraliza el proyecto el Banco Europeo de Inversiones (BEI) podría reclamar la ejecución del préstamo que se dio para financiar el proyecto, es decir, supondría la devolución de los préstamos al BEI e indemnizaciones millonarias a las empresas concesionarias, lo que endeudaría durante décadas a las administraciones públicas y en definitiva a la propia ciudadanía.

Hay que recordar también que, tras tres meses con el proceso de alegaciones abierto al trazado en superficie del Metro hasta el Hospital Civil, y después de una ampliación del plazo para favorecer la participación, el documento sólo recibió cuatro alegaciones, de las que sólo dos fueron de vecinos o vecinas que ni siquiera eran negativas ni se oponían a ese trazado. Las otras dos fueron de la Asociación Ruedas Redondas y una alegación, más bien política y no técnica, del Ayuntamiento de Málaga, que se limitaba a criticar la falta de información disponible.

La ciudad de Málaga no puede permitirse que un proyecto muy importante para la movilidad sostenible, esté permanentemente bajo la espada de Damocles de la opinión del alcalde. Es un tema estratégico que atañe a toda la ciudad y que hay que dejar fuera de la confrontación política, además hay unos préstamos condicionados que implican tanto a la concesionaria como al Banco Central Europeo.

En atención a todo lo anterior, proponemos la adopción de los siguientes:

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a que no bloquee la ejecución de las obras del trazado en superficie del Metro hasta el Hospital Civil, y colabore activamente para que se pueda comenzar con las obras cuanto antes y para que se finalice su ejecución lo antes posible cumpliendo con los plazos.

2º.- Instar al equipo de gobierno a respetar lo firmado dentro del protocolo de intenciones suscrito en noviembre de 2013 y la llegada del trazado en superficie del Metro hasta el Hospital Civil.

Eduardo Zorrilla Díaz                                                                   Remedios Ramos Sánchez

Portavoz                                                                                                             Portavoz Adjunta

Málaga, a 18 de mayo de 2017

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s