10 medidas para frenar la expulsión de residentes del Centro debido la saturación de apartamentos turísticos

Posted on Actualizado enn

Esta mañana, Eduardo Zorrilla ha presentado una batería de 10 medidas para frenar la saturación de apartamentos turísticos que están provocando la expulsión de residentes y aumento de alquileres en el centro histórico y otros barrios de Málaga.

Las medidas se concretan en:

1º.- Iniciar una campaña de colaboración ciudadana para detectar viviendas turísticas sin licencia, buscando a través de Internet la colaboración y el compromiso de los y las visitantes para combatir la economía sumergida y facilitando a los vecinos o vecinas la presentación de quejas por molestias ocasionadas por estos alojamientos.

centro turistificación

2º.- Modificar la normativa urbanística para reconocer el fenómeno de uso como vivienda turística:

− Estudiando la posibilidad de reconocer la “presunción de uso turístico” cuando las viviendas se oferten o comercialicen por cualquier canal de oferta turística.

− Limitando el inicio de nuevas actividades por superficies, plantas, perímetro teniendo en cuenta el índice de presión turística.

− Zonificando la ciudad, para que se aplique diferente normativa según la zona, en base al diagnóstico y otros estudios realizados por técnicos municipales.

3º.- Que en la modificación de la normativa urbanística que se realice, se establezcan también límites a los establecimientos hoteleros tradicionales (hoteles, hostales, albergues…), dado que también juegan un papel fundamental en la llamada gentrificación de nuestras ciudades.

centro para vivir

4º.- En materia fiscal, que se estudien las siguientes posibilidades para el proyecto de Ordenanzas Fiscales, atendiendo, siempre que se pueda, a criterios de progresividad (número de plazas de la vivienda turística, superficie total…):

− Creación de una tasa por inicio de actividad/registro a modo de “compensación” a la ciudad.

− Aplicación del tipo diferenciado en los diferentes tributos, al tratarse de inmuebles que no tienen un uso residencial.

5º.- Que los Grupos Municipales, así como representantes de los vecinos de las zonas más afectadas de la ciudad, tengan presencia en una Mesa para la Lucha contra la Oferta Ilegal de Alojamientos Turísticos de la Ciudad.

6º.-  Que se dote de más medios materiales y personales la labor de inspección, con el objetivo de aflorar las viviendas ilegales.

7º.- Poner en marcha una campaña de publicidad para informar a la ciudadanía (visitantes y residentes) de sus derechos y de sus deberes en materia de viviendas con fines turísticos.

8º.- Instar a la Junta de Andalucía a que dote de mayor transparencia al Registro de Turismo Andaluz (RTA) para que los datos de las viviendas con fines turísticos registradas sean accesibles y públicos para cualquier ciudadano.

9º.- Instar a la Junta de Andalucía a que dote de medios materiales y personales la labor de inspección turística y a iniciar el proceso para la actualización del régimen sancionador de la Ley 13/2011, del Turismo de Andalucía.

10º.- Mostrar el apoyo de este Pleno a la Proposición de Ley para regular los alquileres abusivos y mejorar las garantías y el acceso a la vivienda en alquiler registrada por el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Congreso de los Diputados y dar traslado de este respaldo al gobierno del Estado Español y a los distintos grupos parlamentarios de las Cortes Generales.

Os dejamos el texto de la iniciativa

MOCIÓN

         Que presenta el portavoz del Grupo Mpal. de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla Díaz, a la Comisión de Economía, Hacienda, Reactivación Económica, Promoción Empresarial, Fomento del Empleo y Turismo, relativa a la saturación de apartamentos turísticos que están provocando la expulsión de residentes y aumento de alquileres en el centro histórico y otros barrios de Málaga.

Se considera Economía Colaborativa la interacción en la que los intervinientes se ayudan o se prestan favores entre ellos, con el objeto de satisfacer sus necesidades y a cambio de compartir costes, de renunciar a la privacidad, etc.

En nuestra ciudad ya podemos ver los efectos negativos de este nuevo tipo de consumo, que afecta directamente al derecho a la vivienda: personas que buscan piso de alquiler para una temporada media o larga en la capital y les resulta imposible porque el precio del alquiler se ha duplicado o triplicado.

La realidad es que estamos ante un nuevo modelo de explotación basado en la especulación digital. Este “boom” de los pisos y alojamientos turísticos también está provocando la gentrificación de nuestras ciudades, un proceso de expulsión de los barrios de su población autóctona que se ve desplazado por población estacional, es decir por los turistas o en caso personas que puedan permitirse elevados alquileres.

La explotación de los recursos históricos-patrimoniales para la atracción de los turistas también ha generado unos acelerados procesos de terciarización que han provocado el vaciamiento del centro urbano y algunos barrios. Determinadas zonas y en particular el centro histórico se están convirtiendo en un parque temático, tal como denunció el OMAU, destinados a turistas y cruceristas que llegan a nuestra ciudad, con el consiguiente alejamiento de la población residente de sus espacios públicos y los barrios, que además se ve forzada a alterar su cultura y forma de vida.

A esto habría que sumar la ocupación del espacio público para fines privados (veladores, carteles, alquiler de patinetes, quioscos para la venta de entradas…), que contribuyen a la creación de una ciudad-escaparate, una ciudad tematizada y mercantilizada para el turismo.

Pero no sólo está en juego el derecho a la ciudad, también lo está el derecho constitucional a la vivienda. Las ofertas de alquiler en los centros históricos son cada vez más escasas y caras. La proliferación de plataformas de “economía colaborativa” han sacado del mercado tradicional de arrendamiento centenares de inmuebles que ahora se ofrecen únicamente a turistas. Los inquilinos habituales ya no pueden permitirse seguir viviendo en el Casco Histórico o zonas como Pedregalejo o El Palo.

La golosa rentabilidad del alquiler turístico, que puede llegar a ser cuatro veces superior al tradicional, ha cambiado por completo la situación.

Málaga capital es la cuarta ciudad de todo país con el alquiler medio más alto, a fecha de abril de 2018, sólo en el primer trimestre de 2018 el alquiler medio aumentó en más de 300 euros. En concreto, la mensualidad media por alquilar una casa en la ciudad es de 1.393 euros, según el Informe de Mitula Group, que analiza la evolución del mercado inmobiliario nacional.

Así, Barcelona es la provincia española con los alquileres más caros, la cuota mensual media de la Ciudad Condal es de 1.603 euros, dato que se ha visto influido por el auge del turismo en la ciudad y el fenómeno de la «gentrificación». Le siguen Madrid, con una cuota mensual media de 1.549 euros, Baleares, con una cuota media mensual de 1.522 euros y Málaga, con 1.393 euros.

El Centro Histórico, la zona Este y Teatinos son las partes de la ciudad con más viviendas de este tipo. Aunque nuestro grupo ha presentado ya dos mociones para su aprobación, pidiendo alguna regulación para poner coto al fenómeno, hasta ahora el equipo de gobierno se ha limitado a instar a otras administraciones y anunciar que se están tomando medidas, pero sin ninguna actuación decidida concreta al respecto.

El precio medio de los alquileres en el país ha crecido hasta los 1.025 euros en marzo de este año. Este importante incremento ha sido bautizado como «la burbuja del alquiler turístico» y podría atribuirse, entre otros factores, a las tensiones entre oferta y demanda y a la escasez de stock en determinadas áreas, pero sobre todo por al aumento del número de turistas. Pero la burbuja podría estallar, tal como indican distintos organismos, con la recuperación de otros destinos del Mediterráneo.

En Málaga, existen más de 2.600 viviendas turísticas legales, es decir que están registradas, con un total de más de 13.000 plazas. Pues bien, más del 40% del total de las plazas se engloban en el área del centro histórico.

La proporción entre el número total de viviendas con fines turísticos y las familiares arroja el índice de presión turística. Un índice, que en el caso del centro histórico de nuestra ciudad, es superior al 20%. Es decir, de cada 10 viviendas en el centro de la ciudad, más de dos están destinadas a fines turísticos.  

No se puede olvidar tampoco el impacto que el auge de los alojamientos con fines turísticos tiene en el sector hotelero. Existen diferencias tributarias y normativas que crean una competencia desleal, como también pasa en otros sectores de la llamada economía colaborativa: coches compartidos VS taxis, por ejemplo.

A la vista de las quejas y reclamaciones, de la pérdida de población residente (se han ido 10.000 vecinos/as del centro) y de la invasión indiscriminada de los pocos espacios públicos que quedan, este proceso va a seguir siendo irreversible. Pero el problema que denuncian las AAVV y los comerciantes no queda ahí. El Ayuntamiento opera como vehículo de intermediación, pero no impide la expulsión de residentes, por el contrario da facilidades de ocupación de usos turísticos masivos ilimitados.

Ante todo esto el equipo de gobierno está desarrollando una política errática y servil con los lobbies y grupos con un interés privado particular, toda esta impunidad favorece la continuidad de esta ley de la selva, perpetuando esta situación en vez de plantear actuaciones para la corrección de los actuales problemas y para poner coto a esta situación, ya que el modelo que plantea por muy eficiente que sea no alterará sustantivamente los procesos en marcha.

Las declaraciones de algunos representantes de estos lobbies de que afirman haber llegado a un acuerdo con el equipo de gobierno para que el centro histórico pierda la condición de zona residencial, preocupa y ha alarmado enormemente a los vecinos y vecinas del centro histórico.

Nos parecería inaudito e insólito que se cambiara la naturaleza residencial del centro. Es el colmo de la desfachatez que lo que se ha convertido de hecho en un parque temático de hostelería y turismo masificado, lo sea también de derecho.

Respecto a los apartamentos turísticos en Málaga siguen aflorando y se expanden de forma masiva y sin control, sin previsión ni plan alguno respecto a esta situación, conviven las residencias turísticas legales e ilegales, edificios donde existen viviendas de vecinos y apartamentos para turistas a la vez, un descontrol total.

Mientras otras ciudades están actuando, la actuación del equipo de gobierno en Málaga se caracteriza por la inacción y/o la improvisación, no existe ningún tipo de medida ni plan al respecto, nuevamente se deja hacer sin limitación, con impunidad.

Nuestro grupo y la mayoría de expertos y técnicos abogan por establecer unos límites y condiciones. En algunas ciudades como Madrid, Zaragoza, Barcelona, Sevilla o Valencia se están adoptando medidas. En Málaga es mucho más urgente actuar ya que esta expansión de la vivienda turística se concentra en una superficie mucho más pequeña, en el centro histórico y dentro del mismo en determinadas zonas y calles.  

Nuestro grupo reclama que se adopten medidas urgentes para regular, ordenar y limitar (dentro de nuestras competencias municipales) el número de apartamentos turísticos. Para ello, proponemos que se elabore un mapa con el fin de detectar si existe saturación en las diferentes zonas y barrios y poner límite a la proliferación de este tipo de alojamientos en el caso de que las zonas estén saturadas. 

La intención es conseguir un desarrollo ordenado y sostenible, que mantengan unos estándares de calidad sin cambiar la dinámica de los barrios.  De igual forma se debe actuar contra la saturación de apartamentos turísticos en nuestra ciudad.

Ante la ausencia de respuestas legales y administrativas por parte del equipo de gobierno, con noticias diarias de la apertura de nuevos hoteles o de la autorización para nuevos apartamentos turísticos y siguiendo el ejemplo de lo que ya han hecho otros ayuntamientos del Estado, desde nuestro grupo queremos contribuir al debate y a la puesta en marcha de políticas concretas y reales para empezar a afrontar un problema que, no por mirar a otro lado, va a ir desapareciendo, sino todo lo contrario.

Frente a la desregulación de la desprotección de los inquilinos, reducción de los plazos de duración del contrato, agilización del proceso de desahucio, fin de la renta antigua, que se ha producido en los últimos años, el Grupo Fral. de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados ha registrado una Propuesta de Ley (PL) para mejorar el acceso al alquiler y limitar la subida de los precios.

Dicha Propuesta de Ley (PL) pretende modificar varios artículos de la Ley de Arrendamientos Urbanos para regular los alquileres abusivos y mejorar el acceso al alquiler, para garantizar así el derecho a la vivienda. Entre las novedades que promueve la iniciativa registrada, está que los municipios, en coordinación con las Comunidades Autónomas, puedan declarar áreas urbanas de mercado de vivienda tensionado (AUMVT) en las que, temporalmente y de forma justificada con criterios claros, pueda implementarse una regulación de precios, contención de rentas para evitar subidas abusivas en los alquileres.

Que esta Propuesta de Ley salga adelante, junto a las propuestas recogidas en esta moción, son fundamentales para garantizar desde los Ayuntamientos el derecho a techo y para luchar contra la gentrificación y teatralización de nuestras ciudades.

En atención a todo lo anterior, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Iniciar una campaña de colaboración ciudadana para detectar viviendas turísticas sin licencia, buscando a través de Internet la colaboración y el compromiso de los y las visitantes para combatir la economía sumergida y facilitando a los vecinos o vecinas la presentación de quejas por molestias ocasionadas por estos alojamientos.

2º.- Modificar la normativa urbanística para reconocer el fenómeno de uso como vivienda turística:

Estudiando la posibilidad de reconocer la “presunción de uso turístico” cuando las viviendas se oferten o comercialicen por cualquier canal de oferta turística.

Limitando el inicio de nuevas actividades por superficies, plantas, perímetro teniendo en cuenta el índice de presión turística.

Zonificando la ciudad, para que se aplique diferente normativa según la zona, en base al diagnóstico y otros estudios realizados por técnicos municipales.

3º.- Que en la modificación de la normativa urbanística que se realice, se establezcan también límites a los establecimientos hoteleros tradicionales (hoteles, hostales, albergues…), dado que también juegan un papel fundamental en la llamada gentrificación de nuestras ciudades.

4º.- En materia fiscal, que se estudien las siguientes posibilidades para el proyecto de Ordenanzas Fiscales, atendiendo, siempre que se pueda, a criterios de progresividad (número de plazas de la vivienda turística, superficie total…):

Creación de una tasa por inicio de actividad/registro a modo de “compensación” a la ciudad.

Aplicación del tipo diferenciado en los diferentes tributos, al tratarse de inmuebles que no tienen un uso residencial.

5º.- Que los Grupos Municipales, así como representantes de los vecinos de las zonas más afectadas de la ciudad, tengan presencia en una Mesa para la Lucha contra la Oferta Ilegal de Alojamientos Turísticos de la Ciudad.

6º.-  Que se dote de más medios materiales y personales la labor de inspección, con el objetivo de aflorar las viviendas ilegales.

7º.- Poner en marcha una campaña de publicidad para informar a la ciudadanía (visitantes y residentes) de sus derechos y de sus deberes en materia de viviendas con fines turísticos.

8º.- Instar a la Junta de Andalucía a que dote de mayor transparencia al Registro de Turismo Andaluz (RTA) para que los datos de las viviendas con fines turísticos registradas sean accesibles y públicos para cualquier ciudadano.

9º.- Instar a la Junta de Andalucía a que dote de medios materiales y personales la labor de inspección turística y a iniciar el proceso para la actualización del régimen sancionador de la Ley 13/2011, del Turismo de Andalucía.

10º.- Mostrar el apoyo de este Pleno a la Proposición de Ley para regular los alquileres abusivos y mejorar las garantías y el acceso a la vivienda en alquiler registrada por el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Congreso de los Diputados y dar traslado de este respaldo al gobierno del Estado Español y a los distintos grupos parlamentarios de las Cortes Generales.

Eduardo Zorrilla Díaz

Portavoz del Grupo Mpal. de Málaga para la Gente

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s