Promovemos que la UNESCO declare a Málaga “Paisaje de la Humanidad”

Posted on Actualizado enn

Patrimonio farola

El grupo municipal de Málaga para la Gente quiere que el Ayuntamiento de Málaga solicite a la UNESCO la declaración del paisaje de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de Paisaje Cultural Evolutivo, así como que asuma las recomendaciones de los asesores de este organismo internacional de renunciar al rascacielos en el dique de Levante.

Los concejales Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, han presentado esta mañana ante los medios de comunicación la moción de carácter urgente que presentan mañana al pleno ordinario y que va en ese sentido.

El portavoz del grupo, Eduardo Zorrilla, ha recordado que esta sugerencia se planteó el pasado 2 de mayo cuando se presentó el informe sobre el rascacielos que realizó el consejo Internacional  de Monumentos y Sitios (ICOMOS), en un acto al que estaban invitados partidos políticos, colectivos sociales y profesionales, y al que acudió IU y MPG.

En la Convención del Patrimonio Mundial  Cultural y Natural, la Unesco reconoce la figura de paisaje cultural como “como obras conjuntas del hombre y la Naturaleza” y dentro de la misma la de “paisajes culturales evolutivos” como muestras de la evolución de la sociedad humana bajo la influencia de las limitaciones físicas y las oportunidades presentadas por el entorno natural, económico y cultura del lugar.

Patrimonio Balne.jpg

Dichas características confluyen en el paisaje malagueño, y más concretamente en la bahía y el puerto natural, donde en el siglo VIII antes de Cristo (ac) los fenicios se asentaron y lo denominaron Malaka.  “Desde entonces, la ciudad ha corrido paralela a su puerto, pieza fundamental del desarrollo de las culturas Fenicia, Cartaginesa, Romana, Bizantina, Cristina, Moderna y Contemporánea” (se adjunta moción)

Pero, si los asesores de la Unesco creen que Málaga podría optar a esta declaración, también mantienen que el valor del paisaje no es compatible con el rascacielos que tan vehementemente defienden partidos políticos del Ayuntamiento, como PP, Ciudadanos y PSOE.

En su moción, MPG propone que:

1ª.- El Ayuntamiento de Málaga solicitará a la UNESCO la declaración el paisaje de la ciudad de Málaga como Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de Paisaje Cultural Evolutivo, impulsando los mecanismos adecuados para conseguir dicha declaración.

2º.- El Ayuntamiento de Málaga asumirá las recomendaciones de los asesores de la UNESCO que vincularon la pervivencia del valor paisajístico de Málaga a que se renuncie al proyecto de rascacielos que se quiere construir en el dique de levante del Puerto.

paisaje catedralcatedral

CAMPAÑA CIUDADANA

Además de presentar dicha moción plenaria, Málaga para la Gente, Izquierda Unida y el PCA van a emprender una campaña ciudadana de divulgación de estos hechos y movilización a favor de la defensa del paisaje y puesta en valor del mismo. Esta solicitud a la Unesco no sólo pueden realizarla instituciones públicas, sino que la puede realizar cualquier colectivo, pero la coalición electoral de izquierdas lo propone en el pleno para darle un apoyo a la misma.

Texto completo de la iniciativa:

MOCIÓN URGENTE

           Que presenta el portavoz del Grupo Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla Díaz, y la portavoz adjunta, Remedios Ramos Sánchez, a la consideración del Excmo. Ayuntamiento Pleno, relativa a la solicitud a la UNESCO de la declaración del paisaje de la ciudad de Malaga como Patrimonio de la Humanidad.

La aprobación de esta moción, si logra el respaldo del pleno, sería el primer paso institucional para iniciar el expediente, realizar la solicitud a la UNESCO y conseguir que la declaración del paisaje de la ciudad de Málaga como Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de Paisaje Cultural Evolutivo, sea valorada por este organismo internacional.

El objetivo es lograr la adhesión del resto de los grupos municipales para que de forma institucional desde el Ayuntamiento de Málaga se inicien los trámites y se pongan en marcha los mecanismos adecuados para conseguir dicha declaración.

paisaje alcazaba.jpg

En el caso de que dicha solicitud no sea aprobada por el pleno, no se cierra ninguna puerta, ya que la propuesta no tiene por qué ser abanderada por una institución, al no ser este un requisito imprescindible, pueden realizarla los colectivos y las organizaciones que defienden la protección del paisaje de Málaga. Por lo que esta petición, se apruebe o no se apruebe por el pleno, cuente o no cuente con ese respaldo institucional, seguirá adelante.

De hecho, esta idea surge el pasado día 2 de mayo en el acto de presentación, en el Ateneo de Málaga, del informe realizado sobre el rascacielos del Puerto de Málaga por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS). Los expertos de este organismo asesor de la UNESCO, que tendrá que emitir un informe sobre la pertinencia o no de dicha declaración, plantearon que se pidiera el reconocimiento del paisaje cultural de la ciudad, proponiendo que se formulara una propuesta para que fuera reconocido por la Unesco.

A juicio de ICOMOS, asesores de la UNESCO, nuestra ciudad podría aprovecharse de la coyuntura actual, que reduce de manera destacada las posibles vías para que España siga sumando declaraciones de la UNESCO, y aunque en otras categorías es poco probable que se consiga una declaración para la ciudad de Málaga, sí podría postularse con muchas posibilidades en la categoría de paisaje cultural evolutivo.

Los asesores de la UNESCO también vincularon la pervivencia del valor paisajístico de Málaga a que se renuncie al proyecto de rascacielos que se quiere construir en el dique de levante del Puerto de Málaga. Los miembros de ICOMOS defendieron el valor de paisaje de la capital y de su puerto, y recordaron que cuenta con 3.000 años de historia y por eso se sorprendieron de que carezca de protección alguna.

En la línea de lo defendido en el informe emitido sobre el rascacielos promovido por la Autoridad Portuaria, en el que se recomienda dar marcha atrás con el proyecto, destacaron la importancia de someter a debate serio y riguroso una intervención de esta envergadura antes de actuar de forma tan arbitraria en el territorio, ya que no sé puede construir de manera frívola planteando un edificio que altera valores de miles de años.

La UNESCO reconoce la figura del “paisaje cultural” y como tal ya ha nombrado a numerosos paisajes culturales como patrimonio de la Humanidad, ahora más conocido como Patrimonio Mundial. Muchos de estos paisajes no son reconocidos como tal para la mayor parte de la gente y lo ligan directamente al patrimonio monumental.

De acuerdo con la definición de la propia UNESCO, los paisajes culturales son bienes culturales que representan las “obras conjuntas del hombre y la naturaleza” designados en el artículo I de la Convención del Patrimonio Mundial Cultural y Natural.

Son muestras de la evolución de la sociedad humana y evolución a través del tiempo. Están bajo la influencia de las limitaciones físicas y oportunidades presentadas por el entorno natural y de la sociedad, economía y cultural del lugar.

La UNESCO clasifica los paisajes culturales en tres categorías:

1.- Paisaje creado y diseñado intencionadamente con el hombre. Es el más fácil de reconocer, ya que incluyen los jardines y parques que se han creado por razones estéticas. Y frecuentemente están, aunque no siempre, asociados a edificios monumentales.

2.- Paisaje cultural evolutivo. Es consecuencia de los factores sociales, económicos, religiosos y administrativos, que han adquirido su forma por asociación y en respuesta del entorno natural. Estos paisajes reflejan todo ese proceso evolutivo en su forma y por las características de los componentes. Se dividen en dos subcategorías:

  1. a) Paisaje relicto, o fósil. Paisaje en el que el proceso evolutivo de este terminó en algún momento del pasado, bien bruscamente o bien a lo largo de un periodo. A pesar de ello las características de este paisaje aún se siguen mostrando.
  2. b) Paisaje Vivo. Es el en que se conserva aún un papel social en al actual sociedad contemporánea, y está estrechamente asociado a la forma tradicional de vida. Y que en su proceso evolutivo, se encuentra todavía en progreso.
  3. c) Paisaje cultural asociado a los aspectos religiosos, aspectos artísticos o culturales relacionados con los elementos del medio ambiente.

 

El paisaje de la ciudad de Málaga refleja todas esas características, las de un paisaje cultural evolutivo. Es también un paisaje vivo, en el que se conserva un papel social en la actual sociedad contemporánea, y estrechamente asociado a la forma tradicional de vida. Y que en su proceso evolutivo, se encuentra todavía en progreso.

 

Así el paisaje de Málaga expresa la adaptación humana a las diferentes condiciones geográficas de territorio. Adaptación que implicó el desarrollo de unas dinámicas sociales y culturales funcionales vigentes hasta el día de hoy.  Y refleja un proceso evolutivo y muy vinculado al modo de vida y la cultura de la población que ocupan el paisaje.

Hablar del paisaje cultural evolutivo de Málaga, nos obliga ineludiblemente a tener también que hacerlo de su bahía y su puerto. Ese es nuestro hito fundamental, es nuestro ícono, nuestro Puerto es el origen fundamental de la ciudad y el inicio de su historia. Es por eso que resulta verdaderamente sorprendente, tal como ha señalado ICOMOS, que nuestro Puerto no esté protegido de ningún modo.  

No en vano, la bahía de Málaga y su Puerto natural es donde en el siglo VIII a.n.e  arribó el pueblo fenicio venido de Tiro, donde se ubicó su asentamiento al que le dieron el nombre de Malaka. Cerca de 3000 años después, queremos proteger este hito paisajístico de nuestra ciudad, pues narra como ningún otro la Historia de la misma, al ser el Puerto de Málaga y su bahía el epicentro de su devenir.

La historia del Puerto de Málaga ha corrido paralela a la de la propia ciudad, pues fue la razón principal por la que las distintas civilizaciones que han pasado a lo largo de los siglos por estas tierras decidieron asentarse y contribuir a nuestra extensa cultura. Así podemos asegurar que el Puerto fue una pieza fundamental del desarrollo de la cultura fenicia, cartaginesa, romana, bizantina, cristiana, moderna y contemporánea en Málaga.

Dentro de los hitos fundamentales que se encuentran en este marco paisajístico e histórico, tenemos al monte Gibralfaro, que recibe su actual nombre del árabe gíbal al-faruh, cuyo significado es “Monte del Faro”, dejando muy a las claras la importancia que el mismo tiene. Este accidente geográfico de 130 metros de altura, sirvió como guía para todas las civilizaciones anteriormente mencionadas, así como de barrera arquitectónica natural para dotar a los distintos asentamientos de un cinturón defensivo difícilmente salvable.

Hoy podemos seguir constatando la importancia que para nuestra ciudad tiene este monte al encontrarlo representado en el escudo de Málaga. Este monte alberga una de las construcciones más importantes de nuestro patrimonio histórico como es el Castillo que lleva su nombre. Hoy día entendemos que el Castillo de Gibralfaro no puede ir separados de la Alcazaba, pero es justo señalar que a ambos le separan tres siglos de historia.

La Alcazaba es una fortificación palaciega de época musulmana, concretamente fue construida entre el primer y segundo periodo taifa, (1057-1063) bajo el mandato del rey taifa de Granada, Badis ben Habús. En sí misma la Alcazaba de Málaga es una construcción especial pues su interior alberga distintos tipos de arte árabe por el paso de almorávides, almohades e incluso del Reino Nazarí de Granada. No obstante su mayor particularidad como construcción palaciega es su componente militar al que hacíamos referencia, lo que hace de ella una de las construcciones más importantes de la España musulmana.

El Castillo de Gibralfaro, unido a la Alcazaba por la Coracha, fue construido en el siglo XIV y se erige sobre el monte que le da nombre como la fortaleza de su época más inexpugnable de la Península. Fue tal el desgaste sufrido por los Reyes Católicos durante los largos meses de asedio al que lo sometieron, que tras su conquista, decidieron que fuese un elemento central del escudo que otorgaron a la ciudad el 30 de agosto de 1494.

Fueron los mismos Reyes Católicos quienes ordenaron la construcción de un templo cristiano al poco de culminar la Conquista de la ciudad. La construcción de dicho templo comenzó en 1528 por el arquitecto castellano Diego de Siloé. Pese a que se fija como fecha de culminación de esta Catedral 1782, lo cierto es que permanece inconclusa al no haberse realizado la edificación de su segunda torre, adquiriendo actualmente el nombre popular de “La Manquita”, dotando a este paisaje de la bahía malagueña de una peculiaridad única. En la actualidad la Catedral de Málaga ya ostenta la designación de Monumento Histórico Artístico, declaración otorgada el 3 de junio de 1931 durante la II República Española.

Construida a principios del siglo XIX, entre 1816 y 1817 por el arquitecto Joaquín María Pery y con 38 metros de altura, encontramos otro símbolo de la historia de nuestra ciudad, como es La Farola, único faro de la península con nombre femenino, lo que la dota de esta peculiaridad tan llamativa. La farola actual vino a sustituir al antiguo faro que ya habían sustituido al primitivo del monte Gibralfaro. La historia de Málaga fue dejando sus huellas en ella, no en vano, las reconstrucciones a las que fue sometida se realizaron para eliminar las huellas que tanto el terremoto del año 1884 como los ataques de las tropas italianas y franquistas durante la Guerra Civil dejaron en su cuerpo.

Guía de los marineros a lo largo de 200 años, fue definida en la presentación de la colección “Visiones desde La Farola”, por su autor y fotohistoriador Javier Ramírez de la siguiente forma: “La Farola es el Puerto, es la razón de la ciudad”. Pocas palabras podemos encontrar más idóneas para calificar a este edificio que da nombre al Paseo que la acoge y que sin duda es símbolo de esta tierra que es Málaga. Ahora, vuelve a ser referencia como símbolo de la ciudad al ser el elemento principal del cartel de la Feria de Málaga de 2018.

Avanzando en el tiempo, nos situamos a finales del siglo XIX con la prolongación que se realizó de la Alameda de Málaga en 1896 y que tomó como nombre el “Parque de Málaga” sobre el que asoma otro elemento de nuestro paisaje como son los Jardines de Puerta Oscura. En la actualidad este complejo, no sólo recoge una biodiversidad de más de 300 especies vegetales, sino que cuenta con ejemplares de los cinco continentes.

El paso del tiempo es inexorable y en el siglo XXI se ha realizado el Palmeral de las Sorpresas y el Centro Pompidou. El primero, inaugurado en 2011 aportando un espacio moderno a este paisaje mediante una pérgola zigzagueante, jardines, fuentes, zonas de juego infantiles y un paseo con más de 400 palmeras, mientras que el segundo lo fue en 2015 y recorre parte del arte de los siglos XX y XXI con la exposición de obras de autores como Frida Kahlo o Pablo Picasso entre otros artistas, en coherencia con la apuesta de Málaga como “ciudad de museos”, que debería ser también “ciudad de artistas”.

Defendamos nuestro horizonte y protejamos nuestro paisaje, declarándolo como Patrimonio de la Humanidad. Nuestro Puerto, nuestra Farola, el Monte Gibralfaro, nuestra Alcazaba, la Catedral, son los verdaderos iconos y señas de identidad de la ciudad, por eso forman parte de su escudo. No cometamos errores del pasado. No repitamos lo ocurrido con el Málaga Palacio que tapó por completo la Catedral, ¿os imagináis la catedral sin ese mamotreto delante? No volvamos al desarrollismo franquista que permitió el edificio de los Campos Elíseos destrozando la imagen de Gibralfaro ¿Imagináis nuestra montaña, nuestro monumento natural, sin ese horrible edificio? El Rascacielos de 150 metros, en mitad de la bahía, destrozando el paisaje de Málaga, nunca será el ícono de Málaga sino nuestra ruina.

En atención a todo lo anterior, proponemos para su adopción los siguientes

 

A C U E R D O S

   1º.- El Ayuntamiento de Málaga solicitará a la UNESCO la declaración el paisaje de la ciudad de Málaga como Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de Paisaje Cultural Evolutivo, impulsando los mecanismos adecuados para conseguir dicha declaración.
2º.- El Ayuntamiento de Málaga asumirá las recomendaciones de los asesores de la UNESCO que vincularon la pervivencia del valor paisajístico de Málaga a que se renuncie al proyecto de rascacielos que se quiere construir en el dique de levante del Puerto.

Eduardo Zorrilla Díaz                                                                           Remedios Ramos Sánchez

Portavoz del Grupo Municipal                     Portavoz Adjunta del Grupo Municipal

Málaga para la Gente                                    Málaga para la Gente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s