Crear una reserva ecológica en el roquedal de los Baños del Carmen

Posted on

baños del carmen.jpg

MOCIÓN

En su día, con fecha octubre de 2017, desde nuestro grupo nos sumamos a la petición del Aula del Mar y Asociaciones de vecinos de Pedregalejo y el Palo, para que el roquedal submarino del Balneario fuera declarado reserva ecológica, que sería el único parque submarino que puede encontrarse en nuestra ciudad, ante el peligro de posible desaparición de este ecosistema por intervenciones agresivas en el entorno.

Desde nuestro grupo municipal, al igual que dichos colectivos, pensamos que sería recomendable realizar un informe exhaustivo ante los posibles efectos negativos sobre los ecosistemas protegidos tanto del medio ambiente marino como de la parte terrestre que podrían generar las actuaciones propuestas.

En el roquedal podemos encontrar una gran diversidad de fauna y flora marina, con especial atención en cuanto a flora al Limonium malacitano, y en cuanto a la fauna del género Hippocampus, Patella ferruginea, lapa en peligro de extinción, y Lithofaga, almeja conocida como dátil de mar, según estudios realizados por biólogos marinos.

En la declaración previa de impacto ambiental del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Málaga, se señala que en el caso del PAM-LE.5 (83) “Baños del Carmen”, que el planeamiento de desarrollo deberá tener en cuenta la presencia en este ámbito de Limonium malacitanum, especie catalogada en peligro de extinción (Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la flora y fauna silvestres). Esto obliga a preservar los ejemplares presentes y su hábitat de distribución potencial.

  También se ha detectado la presencia de especies de interés que se encuentran en regresión en amplios sectores del litoral mediterráneo, concretamente de algas del grupo de las fucales, como es el caso de Cystoseira tamariscifolia, C. compressa, C. usneoides y Sargassum vulgare. En el resto del tramo estudiado solo se ha detectado la presencia de Cystoseira tamariscifolia en los Baños del Carmen, donde se encuentra en regresión y está siendo desplazada por comunidades nitófilas.

Por este motivo, remitimos una carta a la Junta de Andalucía para preguntarle sobre la viabilidad de la declaración del roquedal submarino de los Baños del Carmen y su entorno como reserva ecológica. Y, con ese objetivo, los pasos que habría que dar para su tramitación y constitución de acuerdo a lo establecido.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta nos contestó que, «dados los valores naturales presentes en el lugar señalado pueden dar lugar a un escenario de Reserva Ecológica y que cualquier persona física o jurídica con los fines y requisitos dispuestos en la ley, podrían promover la creación de la misma, contando previamente con la autorización del titular de los terrenos».

Así, la Junta de Andalucía nos recuerda, respecto a la creación de estas reservas ecológicas, que para ello se tiene en cuenta lo dispuesto en el artículo 11 del Decreto 23/2012 de 14 de febrero, por el que se regula la conservación y el uso sostenible de la flora y fauna silvestre y sus hábitats, según el cual «la Consejería de Medio Ambiente fomentará la constitución de reservas ecológicas en terrenos o masas de agua en los que, con la finalidad principal de la conservación y el desarrollo de las especies silvestres, se realice un aprovechamiento compatible de carácter educativo, cultural, científico o de ocio, con o sin ánimo de lucro».

En la respuesta a nuestro escrito, la Consejería de Medio Ambiente nos indica que «Para su constitución, esta debe solicitarse y acompañarse de un plan técnico, en el que se describan los valores que se desea conservar, así como de las actividades de uso, gestión y fomento a realizar. En el propio decreto se especifican las descripciones mínimas que se deben incluir y la forma de presentación de las solicitudes».

Para nuestro grupo esta zona debe preservarse el mantenimiento de la unidad paisajística y natural, reservándola como zona de amortiguamiento de la excesiva presión humana. Por ello no debe favorecerse su explotación turística y comercial deformadora de los caracteres existentes, tan sólo un tratamiento natural y mantener el espíritu de inviolabilidad del espacio libre, lo cual debe favorecerse eliminando los restos de las nefastas acciones antropogénicas anteriores y no propiciando más.

En lo referido a la parte terrestre, la declaración previa de impacto ambiental del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Málaga, señala que la masa arbórea existente es un elemento de calidad urbana que debe ser preservada, en la totalidad de su superficie y en su cabida cubierta, sin perjuicio de los tratamientos de mejora y mantenimiento necesarios para la conservación de la zona arbolada.

Por otra parte, el proyecto, sino ignora, si trata a la ligera los valores cultural, arquitectónico arqueológicos de la zona; junto a la zona arqueológica existente en las proximidades de las actuaciones previstas, existen unidades arqueológicas que han de ser tenidas en cuenta antes de cualquier intervención o autorización y determinar su grado de afección que sobre las mismas va a ejercer el proyecto que se pretende aprobar, conforme a lo que al efecto establece la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español. En todo caso, el estudio de estos valores patrimoniales es contenido mínimo que debe contemplar el proyecto.

La singularidad paisajística, junto a los valores ambientales, culturales y sociales hacen de este espacio un lugar único del litoral malagueño, por todo esto plantemos la preservación y restauración de esta zona singular, una playa natural con bosque y roquedal en el seno de un casco urbano de gran arraigo en la memoria y en nuestro imaginario colectivo, con el objetivo de lograr un entorno saludable, mejorar la calidad de vida y que sirva de espacio protegido para los habitantes y visitantes de la ciudad.

Por todo lo anterior, se proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

          1º.- Apoyar e impulsar, junto a los colectivos implicados, las gestiones oportunas para la declaración del roquedal submarino de los Baños del Carmen como reserva ecológica, tal como reclaman el Aula del Mar y colectivos vecinales.

         2º.- De acuerdo con los trámites establecidos, preparar dicha solicitud para su constitución, acompañada del correspondiente plan técnico, en el que se describan los valores que se desea conservar, así como de las actividades de uso, gestión y fomento a realizar, según el decreto en el que se especifican las descripciones mínimas.

          3º.- Realizar una actuación de restauración ecológica de la parte terrestre para la preservación de la arboleda y flora existente, con la aplicación de los tratamientos de mejora y mantenimiento necesarios para la conservación de la zona arbolada.

         4º.- Recuperar los elementos arquitectónico, arqueológicos y ornamentales que sean de interés como la fuente existente y otros elementos de valor considerable.

Remedios Ramos Sánchez

Portavoz Adjunta del Grupo Municipal de Málaga para la Gente

 

Málaga, a 12 de junio de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s