Exigimos soluciones y responsabilidades por las chapuceras obras del Guadalmedina

Posted on

Gudalmedina olores.jpg

Esta mañana hemos presentado una iniciativa al Pleno del Ayuntamiento de Málaga exigiendo soluciones y responsabilidades a las chapuceras obras del Guadalmedina

Texto completo de la iniciativa

MOCIÓN

         Que presenta el portavoz del Grupo Mpal. de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla Díaz, y la portavoz adjunta Remedios Ramos Sánchez, a la atención del Excmo. Ayuntamiento Pleno, relativa a las obras inacabadas que no solucionaron los problemas de malos olores en la desembocadura del Guadalmedina.

En septiembre de 2014, tras la recepción por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de las obras para acabar con los olores en la desembocadura del Guadalmedina y el pago íntegro de las mismas pese a quedarse a la mitad, trasladamos a través de una moción las quejas vecinales por lo que ellos consideraban que era una actuación chapucera en el tramo final de la desembocadura del Guadalmedina que se ejecutó como solución a los malos olores y mal estado del cauce urbano del río.

Según los vecinos afectados, esta actuación era tan sólo un parche y solución provisional para que fuera más fácil limpiar, pero que no resuelve los problemas, ya que tras la misma se seguía acumulando fango y seguían los malos olores, y porque las obras solo llegaron al final hasta el puente del Carmen.

También recordamos las discrepancias que surgieron después de que la GMU emitiese un informe técnico contrario al proyecto elaborado por EMASA para poner fin al hedor enterrando con tierra y hormigón la parte final del cauce, actualmente con agua, realizado por una ingeniera de caminos contratada para realizar estudios con el objetivo de prevenir las inundaciones en la ciudad.

La obra ejecutada finalmente, la que proponía Urbanismo, mantuvo intacta la lámina de agua en la desembocadura, extendiendo hormigón sobre el suelo de rocas para facilitar la retirada de los lodos que acumula y que motivan los malos olores.

Pero dicho proyecto, ya de por sí deficiente y chapucero, se quedó a la mitad porque se había acabado el dinero por sobrecostes en la ejecución, principalmente a causa de la avería en la draga utilizada por la empresa adjudicataria y el elevado coste de su sustitución, lo que impidió continuar con la totalidad del proyecto.

La empresa que se presentó a la licitación y que obtuvo la adjudicación de esta obra, Obrascon Huarte Lain (OHL), una de las empresas que aparecen en los papeles de Bárcenas como donante del PP a cambio de adjudicaciones, dejó la ejecución del proyecto a medio camino, puesto que los 470.000 euros de la oferta que la empresa presentó para hacerse con las obras fueron insuficientes para actuar en todo el tramo, entre los puentes de la Misericordia y el Carmen y sólo llegó la mitad.

Ejecutar el proyecto completo hubiera supuesto un importante sobrecoste, ya que con el presupuesto con el que se adjudicó la obra al final resultó no se podría avanzar más allá de donde está la presa que retiene el agua de la desembocadura, pasado el CAC y a medio camino entre los dos puentes.

En conclusión, el proyecto era desde un principio insuficiente para resolver los problemas que existían, la ejecución de las obras ha sido nefasta y dejar las obras a la mitad supone que el nivel de chapuza se eleva al cuadrado, pues no solucionan nada después de gastar 470.000 euros del dinero público.

Pero es que, para elevar el despropósito al cubo, la parte de la obra que sí se realizó, la instalación de una losa hasta el puente del Carmen, tan solo nos ha durado cuatro años, ya que al parecer por su mala ejecución y su baja calidad se ha roto.

Esto ha obligado a que, en esta ocasión con cargo a EMASA, se hayan realizado nuevas obras para la reparación de la losa de hormigón defectuosa con desperfectos como grietas y roturas que hace inservible en algunas zonas la misma.

El proyecto de EMASA consiste en reponer y reforzar la actual losa (que ya nos costó 470.000 euros) con una estructura de hormigón de 30 centímetros y una doble armadura para darle mayor consistencia, ya que la anterior era poco consistente.

Antes de eso se colocaron unas pantallas sobre la losa para evitar el paso del agua e impedir que el agua cubra la losa que se va a reparar, de forma que eso permita hacer la reparación en seco de la superficie afectada.

Después de cuatro años, de que se dejara un proyecto a medio hacer, de que estas obras se hayan demostrado insuficientes y defectuosas por su nefasta ejecución y mala calidad, sin que nadie le haya exigido nada a la empresa adjudicataria, mientras los vecinos siguen quejándose de malos olores y creen que la actuación no ha servido para nada, nadie del equipo de gobierno ha asumido ninguna responsabilidad.

En atención a todo lo anterior, proponemos los siguientes

A C U E R D O S

1º. Instar al Concejal Delegado de Ordenación del Territorio a que asuma sus responsabilidades políticas por la nefasta ejecución, los sobrecostes y nuevas obras por deficiencias y desperfectos de las anteriores en la desembocadura del Guadalmedina

2º. Instar a la Intervención General del Ayuntamiento de Málaga a que realice un informe sobre las certificaciones de obras abonadas a Obrascon Huarte Lain (OHL) con cargo al proyecto redactado y adjudicado y lo que realmente se ha ejecutado, así como pedir también un informe sobre las obras ejecutadas a CEMOSA.

3º.- Instar a la Asesoría Jurídica Municipal a realizar un informe sobre posibles reclamaciones que se pueda realizar a la empresa adjudicataria del proyecto del tramo final de la desembocadura del Guadalmedina por su deficiente ejecución de la obra.

4º.- Instar al equipo de gobierno a que informe con detalle a los grupos de la oposición de las incidencias señaladas y del coste de las obras de EMASA para reponer y reforzar la actual losa en el tramo final del río Guadalmedina con una estructura de hormigón de 30 centímetros y una doble armadura para darle mayor consistencia,

5º.- Instar al equipo de gobierno a que impulse un plan para adecentar el río y solucionar los problemas conforme a lo que piden los vecinos y consensuando con los mismos las actuaciones a realizar, contemplando más medios e inversiones para su limpieza y mejora paisajística y solución definitiva a los malos olores.
Eduardo Zorrilla Díaz          Remedios Ramos Sánchez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s