Investigar el arboricidio del Centro Histórico

Posted on Actualizado enn

arboricidio.jpg

El Grupo Málaga para la Gente pide investigar las denuncias y quejas de residentes en el Centro Histórico en relación con la eliminación de dos árboles muy antiguos, ambos magnolios, uno en calle Zegrí, que contaba con más de 30 años, y otro en calle La Bolsa, que ha sido sustituido por un arbusto. Hacen extensiva a la política de eliminación de este tipo de ejemplares en todo el casco antiguo a lo largo de las últimas décadas, unos cien.

El primero, el de calle Zegrí, «estaba en perfecto estado de salud hasta hace un año y ha sido sustituido por una palmera», explica la viceportavoz de IU-MpG, Remedios Ramos. En ambos casos, la Junta de Distrito del Centro acordó que no se eliminaran estos árboles, e incluso se recogía en el acta de una de las reuniones que estaban siendo atacados en sus raíces porque estorban a los comercios de hostelería.

Asimismo, explica la concejala, «se han eliminado árboles en calle Cárcer y otros espacios públicos del Centro que, en su conjunto, y a lo largo de la última década, suponen un centenar menos de árboles dentro del ámbito BIC del Centro», por lo que avanzó que van a pedir a la Delegación Territorial de Cultura de la Junta en este asunto.

«En el caso de la eliminación injustificada del magnolio de calle Zegrí, esta se ha realizado sin información previa a los vecinos y después de que en la comisión de Urbanismo de la Junta de Distrito se aprobara que se mantuviera», señala, y añade que varios residentes de la zona han explicado que este ejemplar llevaba más de treinta años allí, al ser plantado en lo que antes era parte de los jardines de Ben-Gabirol, cuya superficie se ha ido reduciendo en los últimos años «en favor de más espacio para las terrazas y la explanada de calle Alcazabilla».

Además, destacan los vecinos que no se pueden colocar toldos entre los árboles y que las terrazas no pueden deteriorar los ejemplares. «La actuación de Parques y Jardines es, cuanto menos, negligente, pues no ha hecho un seguimiento de la evolución del árbol». «Nos preocupa esta constante e intensa eliminación de árboles deteriorándose el patrimonio arbóreo urbano, especialmente porque muchos de ellos son de considerable edad, de entre 15 y 30 años, y gran porte; también hay árboles de más de 50 años, de un enorme porte, gran edad y arraigo en la ciudad», denuncia.

Exige su grupo, por tanto, en una moción que lleva este lunes a la comisión de Sostenibilidad Medioambiental, que se investigue lo ocurrido en el caso de los dos magnolios, que se establezca un protocolo basado en el derecho a la información, para que las talas, sustituciones y reposiciones de árboles sean sometidas previamente a información pública, con un periodo de alegaciones.

MOCIÓN

        Que presenta la portavoz adjunta del Grupo Málaga para la Gente, Remedios Ramos Sánchez, a la Comisión de Sostenibilidad Medioambiental, relativa a la eliminación de árboles en el centro histórico de la ciudad.

Nuestro grupo recibió la semana pasada denuncias y quejas de residentes en el centro histórico, y de colectivos vecinales, como la Asociación Málaga Centro Vecinos y la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, quienes nos alertaron y nos denunciaron la eliminación injustificada de un ejemplar de Magnolio en la calle Zegrí de gran tamaño y antigüedad de en torno a 30 años, que estaba en perfecto estado de salud hasta hace tan solo un año, que ha sido sustituido por una Palmera.

De igual forma, alertaron y nos denunciaron la eliminación de otro magnolio en calle La Bolsa que había sido sustituido por un arbusto. En ambos casos, estas talas contaban según estos colectivos con la oposición vecinal, y en la Junta del Distrito del Centro, se acordó expresamente lo contrario, textualmente el acuerdo fue el siguiente:

“Sobre la petición que nos traslada el Distrito para que se estudie la sustitución de árboles en calle Zegrí y La Bolsa. Contestamos a ello, todas las asociaciones estamos en contra de la tala. Los árboles se están muriendo por culpa de la presión hostelera, los arboles tienen toda la pinta que se les está atacando en sus raíces porque estorban a los comercios de hostelería. Se debe hacer lo imposible para que estos florezcan de nuevo, hoy día hay medios para ello”.

Asimismo, se han eliminado árboles en calle Cárcer y otros espacios públicos del centro histórico que en su conjunto en la última década supone un centenar menos de árboles dentro del ámbito de BIC (Bien de Interés Cultural) del Centro Histórico, por lo que solicitaremos también la intervención de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en defensa del patrimonio arbóreo del BIC del centro histórico.

En el caso de la eliminación injustificada del Magnolio de la calle Zegrí, esta se ha realizado sin información previa a los vecinos y después de que, como hemos dicho, en la comisión de urbanismo de la Junta del distrito se aprobara que mantuviera.

Según varios residentes en la zona, este árbol llevaba en torno a 30 años en ese espacio y había sido plantado en lo que antes era parte de los jardines de Ben-Gabirol cuya superficie se ha ido reduciendo en los últimos años en favor de más espacio para las terrazas y la explanada de c/ Alcazabilla.

Los mencionados colectivos vecinales del centro histórico denuncian además el incumplimiento de la ordenanza municipal recoge taxativamente que “no se pueden colocar toldos entre árboles” y que las terrazas de los establecimientos hosteleros “no pueden deteriorar o condicionar el uso y disfrute público de los árboles”.

En la denuncia vecinal se llama la atención, además, sobre el perfecto estado de salud del árbol hasta hace un año, y cómo es posible que se  haya deteriorado tanto en tan poco espacio de tiempo, sin que se haya aclarado las causas del envenenamiento y deterioro de mismo ni quien ha provocado este daño al parecer irreversible al árbol.

La actuación del Área de Parques y Jardines es cuanto menos negligente pues no ha hecho un seguimiento de la evolución del árbol, cuando entre sus competencias debe estar la de velar por el mantenimiento y buen estado el arbolado urbano.

Nos parecería lamentable que, con la complicidad del equipo de gobierno, se haya podido haber estado actuando en beneficio de los lobbies de las terrazas o de cualquier establecimiento hostelero a petición suya, eliminando un excepcional árbol para tener más sitio para mesas y sillas en la terraza, urbanistas de prestigio han dicho que “las sillas y mesas de las terrazas son la mayor especie invasora del centro”.

Nos preocupa esta constante e intensa eliminación de árboles deteriorándose el patrimonio arbóreo de la ciudad., especialmente porque muchos de esos árboles son de considerable edad, de entre 15 y 30 años, y gran porte, también hay ejemplares de más de 50 años, de un enorme porte, gran edad y arraigo en la ciudad.

Hemos pedido información sistemáticamente sobre estas actuaciones, hay que decir que siempre son vecinos y vecinas indignadas las que se ponen en contacto con nuestro grupo porque consideran que es un arboricidio lo que se está realizando.

A nuestro juicio es necesario un debate profundo sobre los procedimientos y las condiciones en las que se están eliminando árboles. Ya que en Málaga se puede eliminar árboles simplemente porque moleste a vecinos o a un local comercial porque le impide montar una terraza; se eliminan arboles porque se ensucian las aceras; o porque las raíces levantan el suelo sí ya son arboles de gran porte o edad.

En atención a todo lo anterior, proponemos los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Que se investigue lo ocurrido con este caso y que se tomen medidas para evitar agresiones ambientales, que deberían sancionarse en si fueran premeditadas, en árboles del centro histórico, produciéndose un deterioro del patrimonio arbóreo de la ciudad, así como evitar la eliminación de los árboles en periodo estival.

2º.- Establecer un protocolo basado en el derecho a la información, para que las actuaciones de talas, sustitución o reposición de árboles sea sometida previamente a información pública, haya un periodo de alegaciones y que este sea el mecanismo para consensuar dichas actuaciones con los vecinos y vecinas y colectivos sociales.

3º.- Que se nos remita los informes técnicos que existan respecto a las talas de Zegrí, La Bolsa y Cárcer, así como peticiones realizadas por cualquier establecimiento hostelero persona física o jurídica; y que se nos informe de los motivos por los que se sustituye un magnolio por una palmera y causas de la enfermedad del magnolio.

Remedios Ramos Sánchez

Portavoz Adjunta del Grupo Municipal de Málaga para la Gente

Málaga, a 9 de julio de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s