Se esté negociando mantener los excesos de las terrazas de espaldas a los vecinos

Posted on Actualizado enn

centro TERRAZAS.JPG

Zorrilla denuncia que los planes de aprovechamiento se van a utilizar para saltarse la normativa y se limitaran a cuestiones estéticas

El portavoz de grupo municipal de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, ha denunciado esta mañana que “lo primero que se ha hecho tras aprobar la nueva ordenanza, en vigor desde el 6 de julio, es sentarse a negociar unilateralmente con los hosteleros planes de aprovechamiento en catorce zonas de la ciudad, doce de ellos en el centro histórico, de espalda a los vecinos y vecinas que son los principales afectados por el exceso de las terrazas.

Asimismo Zorrilla ha denunciado que los planes de aprovechamiento van a utilizarse para saltarse la normativa y se limitaran a cuestiones estéticas. “Entendemos que los planes de aprovechamiento deben de hacerse únicamente en espacio singulares y siempre con el objeto de restringir el uso de ellos dada sus peculiares condiciones urbanísticas. Además debe respetarse la obligación recogida en la ordenanza municipal en las que se indica que para la elaboración de los Planes de Aprovechamiento se tendrá en cuenta a las asociaciones legalmente constituidas”.  

Según Zorrilla “Los planes de aprovechamiento que se han incluido en las nuevas ordenanzas al final van a servir como la herramienta perfecta para poder saltarse cualquier tipo de prohibición o restricción. Nuestra propuesta es simple: que se limiten la excepcionalidad a la ordenanza que se hace a través de planes de aprovechamiento a los casos verdaderamente excepcionales y que no sirva en ningún caso para ampliar el número de mesas y sillas o la superficie que de destina a terrazas, debiéndose justificar mediante un informe su necesidad y que responden a un interés público”, ha subrayado Zorrilla

Para Zorrilla “No están justificadas ni se pueden entender estas excepciones generalizadas a las nuevas ordenanzas, salvo si lo que se pretende sea realmente mejorar las condiciones del uso de la vía pública para un determinado sector empresarial, ya que en lo que respecta al residente poco o nada se le ha tenido en cuenta, tratando con estas de hacer legalizable todo lo que hasta ahora ni inspectores de comercio ni área de seguridad han podido controlar.

El edil de IU aseguró que “Los planes de aprovechamiento de la nueva ordenanza de vía pública parecen un traje a la medida para legalizar el desastre del exceso de ocupación de la vía pública actual, lo que en la práctica significa que las terrazas tendrán más espacio y los peatones menos, en cualquier caso la realidad es que no se hace nada para controlar esta situación y que se cumpla la nueva ordenanza, vigente desde el pasado día 6 de julio”.

“En ese sentido, apoyamos las demandas vecinales que reclaman la recuperación de espacios públicos para la gente frente al enorme número de calles y plazas que están completamente ocupadas por las terrazas de los bares de copas, tabernas y restaurantes”, Concluyó Zorrilla

Recordamos que un informe del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), en el que se recoge que el 92% de los bares del centro incumplían la antigua ordenanza y que más de la mitad no reservaban el espacio peatonal al que les obligaba la legislación, no queremos que con la nueva normativa vuelva a pasar lo mismo, provocando la expulsión de los residentes que se ven obligados a huir del centro por la invasión de terrazas, los apartamentos turísticos, el exceso de ruido y el turismo de borrachera.

En pocos años, según el OMAU, el centro de Málaga ha perdido 18.000 vecinos y vecinas, que eran los que mantenían habitable y vivo el centro, ya que ha pasado de tener 23.000 residentes a menos de 5.000 en la actualidad.

El equipo de gobierno y los hosteleros quieren establecer 14 planes de aprovechamiento; Doce de ellos en el Centro (Las Flores, La Merced, Uncibay, del Carbón, Mitjana, la calle Strachan, Pasaje Chinitas, etc.); uno en La Malagueta y uno en Pedregalejo-El Palo.

MOCIÓN

         Que presenta el portavoz del Grupo Mpal. de Málaga para la gente, Eduardo Zorrilla Díaz, a la Comisión de Economía, Hacienda, Reactivación Económica, Promoción Empresarial, Fomento del Empleo y Turismo, relativa al exceso de ocupación de la vía pública por las terrazas de los establecimientos hosteleros.

La extensión de establecimientos hosteleros, bares de copas y terrazas que se están abriendo de forma masiva en nuestra ciudad, especialmente en el centro, está provocando que existan zonas en los que la proliferación de sillas y mesas de los bares y restaurantes llegan a dificultar e impedir el tránsito de los viandantes por la calle.

Existen informes realizados por el propio equipo de gobierno que confirman esa tendencia, como el del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), en el que se recoge que el 92% de los bares del centro incumplen la normativa municipal y que más de la mitad no reserva el espacio peatonal al que obliga la legislación.   

Ese informe advierte de que ese modelo de centro urbano de elevada densidad e implantación masiva de establecimientos y los problemas que esto lleva aparejado, está provocando un éxodo vecinal, ya que la degradación de la calidad de vida hace a la zona cada vez menos atractiva.

En pocos años, según el OMAU, el centro de Málaga ha perdido 17.000 vecinos y vecinas, que eran los que mantenían habitable y vivo el centro, ya que ha pasado de tener 23.000 residentes a menos de 5.000 en la actualidad.

El equipo de gobierno tiene la obligación de aplicar la ordenanza y la legalidad vigente, puesto que lo que está en juego es el respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos, frente a los que no pueden prevalecer otro tipo de intereses, no se pueden seguir sin aplicar la legalidad vigente.

Nos preocupa que los planes de aprovechamiento que se han incluido en las nuevas ordenanzas, sirvan al final como la herramienta perfecta para poder saltarse cualquier tipo de prohibición o restricción.

Entendemos que los planes de aprovechamiento deben de hacerse únicamente en espacio singulares y siempre con el objeto de RESTRINGIR el uso de ellos dada sus peculiares condiciones urbanísticas. Además debe respetarse la obligación recogida en la ordenanza municipal en las que se indica que para la elaboración de los Planes de Aprovechamiento se tendrá en cuenta a las asociaciones legalmente constituidas.

Sin embargo, hemos conocido que lo primero que se ha hecho tras aprobar la nueva ordenanza es sentarse a negociar unilateralmente con los hosteleros planes de aprovechamiento en doce zonas del centro sin que en la mesa estén sentados también los vecinos y vecinas que son los principales afectados por el exceso de terrazas.   

En concreto, el equipo de gobierno lleva un mes reuniéndose con la Asociación de Hosteleros de Málaga, Mahos, para establecer 14 planes de aprovechamiento; Doce de ellos en el Centro; uno en La Malagueta y uno en Pedregalejo-El Palo; para mantener o ampliar la superficie de las terrazas autorizadas a bares y restaurantes en estas zonas.

La hoja de ruta trazada unilateralmente por las dos partes, en la que no participan los colectivos vecinales afectados, buscan realizar mejoras estéticas para así maquillar el actual exceso de ocupación de la vía pública por terrazas y también para poder mantener o ampliar el número de sillas y mesas sin aumentar la superficie ocupada.

Así lo ha reconocido, en declaraciones públicas, el director general de Promoción Empresarial, que ha manifestado que en la mayoría de los espacios sobre los que se podrán aplicar los planes de aprovechamiento, las superficies globales apenas quedarán afectadas ya que hay zonas donde se puede mejorar la ocupación quitando las toldetas laterales, aunque se mantengan los mismos metros, expuso, al tiempo que insistió en que la incidencia principal se dejará sentir sobre el plano estético.

Conforme al listado de zonas en las que se está trabajando destacan, en el entorno del casco histórico, plazas como Las Flores, La Merced, Uncibay, del Carbón, Mitjana, la calle Strachan, Pasaje Chinitas, entre otras. El primero de estos emplazamientos es objeto de crítica desde hace años, al entenderse excesiva la ocupación permitida. Sobre ese espacio, el plan de aprovechamiento que quieren aplicar pasa por eliminar los plásticos actuales y pegar a la fachada las terrazas, de manera que quede más despejado el espacio central; la sensación visual hará que parezca que hay menos ocupación, según expuso el director general de Promoción Empresarial.

La figura de los planes de aprovechamiento viene recogida en la nueva Ordenanza de Vía Pública, en vigor desde el pasado día 6 de julio tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), en el artículo 7. En el mismo, se recoge de manera explícita que será la Junta de Gobierno Local la que podrá aprobar los mencionados planes “sobre ocupación, actividad, estética y/o diseño de mobiliario”, pudiendo establecerse en los mismos “la obligatoriedad de utilizar elementos de características determinadas, por razones de estética y diseño u otra finalidad”. “El mobiliario que se instale deberá contar siempre con la aprobación expresa del servicio competente; con carácter previo a la aprobación del Plan de Aprovechamiento se recabará informe sobre el mismo, de las áreas competentes en materia de urbanismo y medio ambiente”.

El propio texto normativo, subraya que la superficie que se autorizará para ocupar la vía pública no podrá en ningún caso ser superior al 75% de la superficie del propio establecimiento, salvo que se determine en un plan de aprovechamiento. De hecho, son numerosas las alusiones que se hacen en el documento a la posibilidad de exceptuar buena parte de las prohibiciones contempladas por medio de los citados planes.

Nuestra propuesta es simple: que se limiten la excepcionalidad a la ordenanza que se hace a través de planes de aprovechamiento a los casos verdaderamente excepcionales y que no sirva en ningún caso para ampliar el número de mesas y sillas o la superficie que de destina a terrazas, debiéndose justificar mediante informe la necesidad y la misma responde al interés público, limitando de esa forma los planes de aprovechamiento.

No entendemos exactamente el porqué de estas excepciones generalizadas a las nuevas ordenanzas, salvo si lo que se pretende sea realmente mejorar las condiciones del uso de la vía pública para un determinado sector, ya que en lo que respecta al residente poco o nada se le ha tenido en cuenta, tratando con estas de hacer legalizable todo lo que hasta ahora ni inspectores de comercio ni área de seguridad han podido controlar.

Los planes de aprovechamiento de la nueva ordenanza de vía pública parecen un traje a la medida para legalizar el caos y el desastre del exceso de ocupación de la vía pública actual, lo que en la práctica significa que las terrazas tendrán más espacio y los peatones menos, en cualquier caso la realidad es que no se hace nada para controlar esta situación y que se cumpla la nueva ordenanza, vigente desde el pasado día 6 de julio.

En ese sentido, apoyamos las demandas vecinales que reclaman la recuperación de espacios públicos para la gente frente al enorme número de calles y plazas que están completamente ocupadas por las terrazas de los bares de copas, tabernas y restaurantes.

Por todo lo expuesto, proponemos la adopción de los  siguientes 

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a extremar el control, la vigilancia, la inspección y en su caso sancionar de forma suficiente, los incumplimientos de la normativa vigente en materia de vía pública, así como la de ruido, la de limpieza y la de accesibilidad.

2º.- Instar al equipo de gobierno a que se reúna con los colectivos vecinales para la negociación de los planes de aprovechamiento, participando en la mesa de negociación que en la actualidad y desde hace un mes se está desarrollando con la patronal hostelera.

3º.- Instar al equipo de gobierno a que se respete la obligación que está recogida en la ordenanza municipal en la que se indica que para la elaboración de los Planes de Aprovechamiento se tendrá en cuenta a las asociaciones legalmente constituidas.

4º.- Instar al equipo de gobierno a que se limite la excepcionalidad a la ordenanza a través de planes de aprovechamiento a los casos verdaderamente excepcionales y que no sirva en ningún caso para ampliar el número de mesas y sillas o la superficie que de destina a terrazas, debiéndose justificar mediante un informe la necesidad y que la misma responde al interés público, limitando de esa forma los planes de aprovechamiento.

5º.- Instar al equipo de gobierno a consensuar con los vecinos y vecinas del centro y los colectivos implicados del centro, las medidas oportunas para solucionar el problema del exceso de ocupación de la vía pública y no para perpetuar el uso desmedido de las calles y plazas por parte de los empresarios hosteleros del centro.

Eduardo Zorrilla Díaz

Portavoz del Grupo Municipal de Málaga Para la Gente

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s