contaminación atmosférica

Pedimos el control de las emisiones contaminantes de la Cementera de La Araña

Posted on Actualizado enn

CEMENTERA

El grupo municipal Málaga para la Gente lleva hoy  al pleno del Ayuntamiento que se acaten las sentencias que declaran nula la licencia de obras concedida para la ampliación de la fábrica de La Araña y la ilegalidad de la torre de incineración.  Esta es una de las demandas que han venido reclamando los vecinos y a plataforma Aire Limpio, que vienen movilizándose desde hace años contra estas emisiones contaminantes y peligrosas, que causan daños materiales y de salud.

Los datos del Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes sobre la Fábrica de Cementos de La Araña (propiedad de la empresa Financiera y Minera, de la multinacional Italcementi Group), son muy inquietantes, ha declarado el portavoz del grupo municipal Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla. Así, han emitido al aire 10.000 kilos de cianuro de hidrógeno, 46.000 kilos de amoniaco, 1.210 kilos de benceno y dispersó 53.900 kilos de PM10.  Además, se registraron 240 kilos de plomo y compuestos, 2.260 kilos de zinc y compuestos, y 60 kilos de níquel y compuestos, sin contar con que tres de los principales causantes del cambio climático, los gases contaminantes de Monóxido de Carbono (CO), Dióxido de Carbono (CO2) y Óxido de Nitrógeno (NOx/NO2) son emanados, en mayor cuantía, desde las instalaciones después de ser reformadas en 2006. En los últimos años,  la Cementera de La Araña emitió más de un 500 por ciento más de CO2 del que la UE marca como umbral máximo debido. Zorrilla ha alertado de que estos son los datos oficiales y no aquellos que esgrime el equipo de gobierno municipal, ofrecidos por empresas contratadas para tal fin.

El edil ha recordado que en 2012 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declaró la nulidad radical de la licencia de obras concedida para la ampliación de la Fábrica que comenzó en 2003 y declaró ilegal la torre de incineración de 114 metros. Por otra parte, en 2014, un Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Málaga declaró ilegal la Autorización Ambiental de 2007 y calificó de verdadero acto de fe la decisión del delegado de medio ambiente de no considerar que fuera necesario hacer un estudio de impacto ambiental para otorgar esa autorización.

El concejal de IU califica de peligra esta situación y culpa al PP de no acatar sentencias que son contrarias a los intereses privados de una empresa, por encima de los de los ciudadanos en general y los vecinos que hay en la zona en particular.

La Fábrica de La Araña encabeza desde hace años el listado de empresas más contaminantes de España y el PP ha seguido adelante con el plan especial, que Financiera y Minera intenta promover desde el año 2007, y en el que se quiere dar cabida a las obras realizadas con la licencia declarada nula en fábrica y su entorno.

MpG lleva en su moción a pleno la mayoría de las demandas de los vecinos y la plataforma, como que el Ayuntamiento rechace la incineración de residuos en la Fábrica Cementera, que pida a la Junta de Andalucía que se revoque la Autorización Ambiental que le permite incinerar o que se instalen medidores cercanos y a tiempo real y que se puedan consultar públicamente. También se instar al equipo de gobierno a acatar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que declaró expresamente la nulidad radical de la licencia de ampliación de la fábrica

En cuanto a la moción urgente, se refiere a la promesa repetitiva e incumplida de la Junta de Andalucía sobre la construcción de un centro de salud en Gamarra, que se adjunta.

Informe Detallado PRTR Emisiones Residuos Contaminantes Cementera La Araña

MOCIÓN

      Que presentan el portavoz del Grupo Mpal. de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla Díaz, y la portavoz adjunta Remedios Ramos Sánchez, a la consideración del Excmo. Ayuntamiento Pleno, relativa a la incineración de residuos y control de las emisiones contaminantes de la Fábrica Cementera de La Araña.

Los datos públicos disponibles en el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes sobre la Fábrica de Cementos de La Araña, de la empresa Financiera y Minera, de la multinacional Italcementi Group, son cuanto menos muy inquietantes.

En la fecha más reciente de la que se conocen los datos, las instalaciones de La Araña soltaron al aire 10.000 kilos de cianuro de hidrógeno. La Cementera emitió 46.000 kilos de amoniaco, conocidos son los efectos nocivos del amoniaco ya sea por inhalación, ingestión o por contacto con la piel.

La Cementera también emitió 1.210 kilos de benceno. Niveles altos de benceno pueden causar problemas muy graves de salud mientras que niveles bajos pueden causar somnolencia, mareo, alucinaciones, taquicardia, aceleración, dolor de cabeza, migrañas, temblores, confusión o pérdida del conocimiento.

Las PM10 son partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, polen o cemento, dispersas en la atmósfera, cuyo diámetro varía entre 2,5 y 10 micro metros. La exposición prolongada o repetitiva a las PM10 puede provocar efectos nocivos en el sistema respiratorio de la persona, según indica el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes donde también se informa de que la cementara de La Araña dispersó 53.900 kilos de PM10 por Málaga.

Además salieron de la Cementera de La Araña 240 kilos de plomo y compuestos, 2.260 kilos de zinc y compuestos, y 60 kilos de níquel y compuestos, sin contar con que tres de los principales causantes del cambio climático, los gases contaminantes de Monóxido de Carbono (CO), Dióxido de Carbono (CO2) y Óxido de Nitrógeno (NOx/NO2) son emanados, en mayor cuantía, desde las instalaciones después de ser reformadas en 2006, con un presupuesto, según datos de la empresa, de 100 millones de euros.

Las emisiones ya superaban en mucho el tope máximo recomendado por la Unión Europea (UE).  Así, en los últimos años  la Cementera de La Araña emitió más de un 500%, sí 500%, más de CO2 del que la UE marca como umbral máximo debido.

Por ejemplo, en Óxido de Nitrógeno (NOx) la fábrica expulsó al aire 1.180.000, cuando Europa cifraba el tope en 100.000 kilos/año. Es decir, más de un mil por ciento (1.080%). Por último, en Monóxido de Carbono (CO) expulsó 1.170.000 kilos cuando el umbral está fijado en 500.000 kilos/año.

El resultado final: un 134% más del tope. A estas cifras, evidentemente, hay que sumar las que ahora se han visto incrementadas en estos últimos años.
El mencionado Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes sustituye a los antiguos registros EPER para adaptarse a la normativa europea y constituye la fuente de información más fiable (o al menos la fuente oficial) sobre las sustancias contaminantes emitidas en el aire, agua y suelo en los complejos industriales de España.

Los datos que se ofrecen en este registro sobre la Fábrica Cementera de La Araña desmontan las promesas de sus directivos que aseguraban que las colosales reformas de las instalaciones reducirían las emisiones contaminantes

La fábrica Cementera de la playa de La Araña está situada a menos de 1.500 metros de los núcleos de población de la Zona Este, El Candado y La Cala del Moral y a 8 kilómetros, por ejemplo, de la catedral de Málaga.

El reglamento de Actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas de 1961 fijó lo siguiente:

“Todas las industrias fabriles que deban ser consideradas como peligrosas o insalubres sólo podrán emplazarse, como regla general, a una distancia de 2.000 metros, a contar del núcleo más próximo de población agrupada”.

Por otra parte, la vigente Ley 34/2007, de calidad del aire y protección de la atmósfera, establece unos controles rigurosos de las emisiones, correspondiendo la vigilancia y medición de las emisiones contaminantes a las administraciones.

La Fábrica de La Araña encabeza desde hace años el listado de empresas más contaminantes de España y desde hace años la más contaminante de la provincia de Málaga con una abultada diferencia con el resto de compañías estudiadas.

Esta actividad altamente contaminante afecta a todos los vecinos y vecinas de Málaga, pero especialmente a los de zona este de la ciudad, que nos han contado en muchas ocasiones cómo son sus vidas con una Cementera cerca de sus viviendas.

Los residentes próximos a la Fábrica están hartos de las emisiones, de que las partículas y el polvo les gane terreno, en varias ocasiones se han hecho eco de esta situación y recogido detalles del día a día con el que es el mayor foco contaminador de Málaga: litros y litros de lejía y amoniaco, ropa echada a perder cuando se tiende, gallinas con plumas llenas de cemento, huertos con frutos no se pueden comer, etc.

Las emisiones de la fábrica se comen la chapa de los coches y las voladuras de las cercanas canteras han causado estragos en viviendas que muestran ostensibles grietas en sus fachadas. Pero lo peor no es eso, una vecina comenta los numerosos problemas de salud que padecen, afecciones y problemas de seguridad y de salud que se extienden al conjunto de ciudadanos y ciudadanas de Málaga.

En 2012 el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declaró expresamente la nulidad radical de la licencia de obras concedida para la ampliación de la Fábrica que comenzó en 2003 y declaró ilegal la torre de incineración de 114 metros.

Por otra parte en 2014 un Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Málaga declaró ilegal la Autorización Ambiental de 2007 y calificó de ‘verdadero acto de fé’ la decisión del delegado de medio ambiente de no considerar que fuera necesario hacer un estudio de impacto ambiental para otorgar esa autorización.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) se dictó a raíz de la denuncia de la Asociación de Vecinos de El Candado. A pesar de ello la Junta de Gobierno Local aprobó el plan especial de la zona que incluye las actuaciones realizadas al amparo de esos permisos anulados, haciendo oídos sordos a la resolución judicial porque ha presentado un recurso contra la misma que, según el equipo de gobierno, confía en ganar en última instancia. La aprobación del Plan Especial estaba condicionada a que la empresa Financiera y Minera, propietaria de la fábrica, elaborase un plan de ordenación y gestión de la cantera.

La sentencia cuestiona en sus fundamentos la escasa distancia desde la fábrica hasta el núcleo de población, una vieja reivindicación de los vecinos que impugnaron la licencia y que se quejan de la contaminación que produce la cantera.

Entre otros elementos, la sentencia hace alusión expresa a la construcción de la nueva chimenea del horno de compactación, que tiene 114 metros de altura cuando de acuerdo al planeamiento urbanístico solo sería permisible un máximo de 35 metros.

La torre de la chimenea de La Araña se ha convertido en un referente visual, al ser el edificio más alto de la ciudad. Pese a la sentencia del TSJA, el equipo de gobierno ha seguido adelante con el plan especial, que la empresa Financiera y Minera intenta promover desde el año 2007, y en el que justamente pretende dar cabida a las obras realizadas con la licencia declarada nula en fábrica y su entorno.

La Asociación de Vecinos de El Candado envió una queja oficial al Parlamento Europeo para revocar la licencia que le concedió el gobierno andaluz en 2007 a la Cementera de La Araña, que permite a estas instalaciones utilizar sus hornos para incinerar 62.000 toneladas de residuos cada año como combustible, porque entienden que las emisiones tóxicas que se generan superan los estándares permitidos.

De igual forma Los vecinos de El Candado han recurrido la última autorización ambiental integrada concedida por la Junta de Andalucía a la fábrica de cementos de La Araña, un trámite necesario para el desarrollo de la actividad que fue aprobado a principios de abril. En la reunión convocada por dicha asociación vecinal con casi un centenar de asistentes acordaron iniciar dicho procedimiento, primero se iniciaría por la vía administrativa, y en caso de ser rechazado el recurso, por la judicial.
Las acciones judiciales realizadas por la Asociación de Vecinos de El Candado se enmarcan como una más de las muchas acciones que llevan a cabo para paliar los efectos que conlleva vivir cerca de una fábrica Cementera, que además integra una incineradora, que es una de las instalaciones más contaminantes de España.

La fábrica, según los vecinos, sigue quemando fósiles sin control, la queja se centra en un posible incumplimiento total de las ‘Disposiciones especiales para los hornos de cemento en que se coincineren residuos’ establecidas en el Real Decreto 653/03 por el que se establece un valor límite de emisión total de 800 mg/m³.

Esta coincineración supone que la Cementera se convierte también en una INCINERADORA, puesto que los hornos queman una gran cantidad de  residuos que produce y expulsa cientos de productos tóxicos (los filtros sólo retienen una parte) algunos de ellos de extrema gravedad para el medio ambiente y para la salud.

Recientemente se ha constituido la plataforma vecinal ‘Aire Limpio Málaga’ que aglutina a las asociaciones de vecinos del entorno de la cementera incineradora de la Araña, que entre otras acciones ha creado una petición para reclamar la instalación medidores de calidad de aire en las proximidades de la empresa contaminadora, ya que curiosamente no existen en esta zona.

Además de la Asociación de Vecinos, están los colectivos vecinales de El Palo y de Pedregalejo, la asociación Rebalarte y de la Federación de Asociaciones de Vecinos Unidad (que aglutina a más de 80 entidades), entre otros, que sin mucho éxito hasta ahora han solicitado una reunión con el alcalde, Francisco de la Torre, para explicarle sus inquietudes y solicitar información sobre las acciones municipales en este ámbito.

En el sector turístico, para promocionar nuestro turismo hay que ofertar el paisaje, tranquilidad, aire puro. Tenemos que cuidar nuestro “paraíso” si queremos conservarlo. Estamos hablando de sostenibilidad, y para eso hay que elegir cuales son las industrias que pueden convivir con nuestras fuentes de riqueza más saludables. Está en juego nuestra calidad de vida, está en juego nuestro futuro.

Por ello, proponemos al Pleno la adopción de los siguientes

 

A C U E R D O S

1º.- El Ayuntamiento de Málaga rechaza la coincineración de residuos en la Fábrica Cementera de La Araña y solicita a la Junta de Andalucía que se revoque la Autorización Ambiental que le permite incinerar, por entender que supone asumir un riesgo gratuito e innecesario, que puede afectar a la salud de los habitantes y al medio ambiente de nuestra ciudad, y por tanto a sus expectativas económicas, afectando negativamente al turismo, por incidir negativamente en nuestra imagen de calidad.

2º.- Instar al equipo de gobierno a acatar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declaró expresamente la nulidad radical de la licencia de obras concedida para la ampliación de la Fábrica que comenzó en 2003 y que declaró ilegal la torre de incineración de 114 metros.

3º.- Instar al equipo de gobierno al desarrollo del preceptivo Plan de Mejora de la Calidad del Aire para proteger la salud pública ante niveles altos de contaminación, así como exigir a la Junta de Andalucía la ampliación de las estaciones de medición y de control del aire para conocer los niveles de contaminación en tiempo real, con la instalación medidores de calidad de aire en el entorno de la empresa contaminadora para poder actuar con antelación y alertar a la población de las posibles superaciones de los niveles establecidos, para asegurar la protección de la salud, en cumplimiento a la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad de aire y protección de la atmósfera.

4º.- El Ayuntamiento de Málaga declara como un objetivo urgente y prioritario de la ciudad, la mejora medioambiental de la Fábrica Cementera de La Araña y de su entorno, acometiendo las actuaciones necesarias en su zona de influencia ya que es su obligación, contemplando su posible supresión y eliminación a medio y largo plazo, realizando todas las acciones legítimas que sean necesarias para ello.

Eduardo Zorrilla Díaz                                                                         Remedios Ramos Sánchez

Portavoz                                                                                                                Portavoz Adjunta

Málaga, a 22 de junio de 2017

 

Moción que presenta nuestro grupo municipal relativa a la contaminación atmosférica y para adoptar medidas correctoras a medio-largo plazo para mejorar la calidad del aire.

Posted on Actualizado enn

1

MOCIÓN

Que presenta la concejala del Grupo Municipal de Málaga para la Gente, Remedios Ramos Sánchez, a la Comisión de Sostenibilidad Medioambiental, relativa a la contaminación atmosférica y para adoptar medidas correctoras a medio-largo plazo para mejorar la calidad del aire.

El último informe publicado en Ginebra por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la concentración de partículas en suspensión en las principales ciudades del mundo sitúa a Málaga como la tercera ciudad española más contaminada. La capital registra 17 microgramos en el informe de la OMS, sólo superada por Toledo y La Línea de la Concepción. Las grandes capitales españolas tienen un aire más limpio que Málaga, Madrid arroja una cifra de 11, Bilbao tiene 13, Valencia 14 y Barcelona 16.

El estudio de la OMS analiza en concreto la presencia de las partículas más finas, y por tanto más perjudiciales para el organismo humano, ya que pueden penetrar directamente en los pulmones. Se trata de las conocidas como PM 2,5 (de 2,5 micrones de diámetro), que están presentes en el aire. Precisamente su análisis no es aún obligado en nuestro país y las mediciones oficiales que realiza la Consejería de Medio Ambiente en la comunidad andaluza sólo miden las concentraciones de  PM10.

La causa de esta polución hay que buscarla en la dependencia hacia los combustibles sólidos y el carbón y al excesivo uso de vehículos de motor y el desperdicio energético de las viviendas, según la OMS. Los técnicos de la Junta añaden que el elevado nivel del tráfico de vehículos en una ciudad como Málaga, junto a las escasas precipitaciones o la entrada periódica de aire sahariano explican los altos niveles de concentración de partículas en suspensión.

Hay que tener en cuenta también las emisiones de partículas procedentes de las actividades industriales, de la incineradora de la Fábrica de Cemento de la Araña y de la Central Térmica de Ciclo Combinado de Campanillas, instalaciones altamente contaminantes ubicadas en Málaga.

La Junta de Andalucía mide diariamente la calidad del aire en diferentes puntos de la geografía andaluza realizando informes mensuales. Así, se han registrado valores medios por encima del valor límite anual para la protección de la salud humana (40 mg/m3) en las estaciones de El Atabal (Málaga), si bien el porcentaje de datos válidos para el cálculo promedio del año civil es menor al requerido en estas estaciones medidoras, no cumpliéndose el criterio de agregación de datos según lo establecido en el Real Decreto 102/2011.

El asunto no es en absoluto baladí, ya que se trata de un problema de salud pública. La propia OMS recuerda en su informe que las partículas PM10, de menos de 10 micras de tamaño, pueden penetrar en los pulmones y llegar al torrente sanguíneo, y causar así cardiopatías, cáncer de pulmón, asma e infecciones agudas de las vías respiratorias inferiores.

La ciudad de Málaga sufre un nivel de contaminación atmosférica superior a los límites que se establecen en la Directiva Europea de Calidad del Aire uno de cada dos días del año, por lo que nuestro municipio se puede considerar altamente contaminado en algunas zonas.

La capital registró 181 días con un nivel de calidad del aire mala o muy mala, por las emisiones contaminantes de CO2 y partículas, según un estudio realizado por el Observatorio del Medio Ambiente Urbano (OMAU) y que tiene en cuenta las mediciones de las tres estaciones que existen en la actualidad y que están situadas en Campanillas, El Atabal y Carranque.

El Observatorio del Medio Ambiente Urbano (OMAU) de Málaga ha analizado la contaminación atmosférica por CO2, la producción de energía es responsable de la mayor parte de los 1,98 millones de toneladas que corresponden a la ciudad, según los cálculos del OMAU, quien señala que equivale a 3,43 toneladas por habitante. El sector energético fue responsable de la emisión de 1,42 millones de toneladas de CO2 en el año 2009 en la ciudad, una cifra que supone un descenso del 30% respecto a los datos de 2007, cuando se alcanzó el tope histórico de emisiones.

Por sectores, la industria genera la parte principal de la polución, con 996.346 toneladas de CO2 en 2009, frente a las 316.351 toneladas del uso residencial o las 284.488 de la agricultura. El transporte es otra de las fuentes de polución, siendo responsable de la cuarta parte de la presencia del CO2, con 556.152 toneladas durante el año pasado. El tráfico del vehículo privado es la principal fuente de contaminación dentro del transporte, ya que es achacable a ellos el 85,4% de las emisiones de dióxido de carbono del transporte.

La directiva Europea sobre calidad del aire y un real decreto establece los valores máximos de concentración y umbrales de alerta correspondientes. Además se podría estar incumpliendo el artículo 16 de la Ley de Calidad del Aire, que afirma que se deben aprobar los planes y programas necesarios para reducir la contaminación atmosférica.

El grupo municipal de Málaga para la Gente propone se adopten medidas correctoras y que se ponga en marcha un plan que contemple la mejora de calidad del aire y la reducción de la contaminación atmosférica, para así afrontar los índices de contaminación atmosférica que sufre la ciudad, que recoja en particular la reducción de partículas en suspensión menores de 10 micras (PM10) con una batería de medidas en los tres ámbitos principales: a) La industria. b) El tráfico y c) El consumo de energía.

Pedimos que se estudie que el Ayuntamiento de Málaga se dote de un Plan Estratégico y de las herramientas necesarias, como podría ser una nueva ordenanza municipal para la calidad del aire y para la corrección de la contaminación atmosférica, para mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación.

En cualquier caso, se deben implementar políticas y acciones activas con miras a recuperar la calidad ambiental del aire en nuestra ciudad y elaborar políticas de planificación y de control teniendo en cuenta el problema de la contaminación atmosférica.

Por lo anteriormente expuesto, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a que ponga en marcha un plan estratégico para mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación, estudiando la creación de las herramientas necesarias, como podría ser una nueva ordenanza municipal para la calidad del aire y contra la contaminación atmosférica.

2º.- Instar al equipo de gobierno a implementar medidas y acciones activas para recuperar la calidad ambiental del aire en nuestra ciudad y elaborar políticas de planificación y de control teniendo en cuenta el problema de la contaminación atmosférica.

Remedios Ramos Sánchez
Concejala del Grupo Málaga para la Gente

Málaga, a 10 de febrero de 2016

2016.02.10. Moción contaminación atmosférica y calidad del aire