democracia participativa

Una LIMASA pública, transparente, eficiente y participativa.

Posted on

limasa colectiva.jpg

Esta mañana hemos presentado la iniciativa que llevaremos mañana al Pleno del Ayuntamiento de Málaga, junto a Juanjo Espinosa, para asegurar que la futura empresa municipal de limpieza de Málaga tiene un gestión transparente, eficiente y participativa.

MOCIÓN URGENTE

 Que presenta el portavoz del Grupo Municipal de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla Díaz, la concejala del mismo grupo, Remedios Ramos Sánchez, y el concejal no adscrito Juanjo Espinosa Sampedro, al Excmo. Ayuntamiento Pleno, relativa a la futura empresa pública de limpieza viaria, recogida y gestión de residuos.

  Desde el comienzo de este mandato, tanto el grupo municipal Málaga Para la Gente, (mucho tiempo atrás como Izquierda Unida) como el concejal no adscrito Juanjo Espinosa, venimos defiendo la idea de que un servicio de competencia municipal, estratégico, y esencial para nuestra ciudad como es el de la Limpieza viaria, la recogida y gestión de residuos, ha de ser gestionado de forma pública y en ningún caso a través de una gestión privada que persiga un beneficio privado de lo que consideramos un servicio público.

  Nuestros argumentos, reiterados de forma constante tanto a través de numerosas mociones a este pleno como de forma pública, siempre han sido en favor de la urgente necesidad de hacer municipal el servicio por tres razones que consideramos fundamentales: ahorro, transparencia y eficiencia del servicio desde una gestión pública.

  En abril del año 2017 finalizó el contrato del servicio de limpieza viaria, recogida y gestión de residuos en nuestra ciudad, siendo el momento oportuno para tomar el control de la empresa y afrontarla desde una gestión directa por parte del Ayuntamiento. Lejos de esto, desde el equipo de gobierno del Partido Popular se decidió prorrogar el servicio de manera indefinida, prolongando así el desastre que el modelo de gestión mixta ha supuesto para Málaga. Una gestión que además de poco transparente ha resultado a todas luces más cara y menos eficaz, dejando como resultado una ciudad sucia.

  Las consecuencias de la prórroga, -después de 16 años de contrato- dilatando la agónica situación de la empresa mixta, han supuesto una gran pérdida de tiempo para este servicio esencial en nuestra ciudad. Está situación no ha permitido llevar a cabo las inversiones necesarias para el servicio y su modernización, a través de un diseño empresarial público y eficiente. A esto hay que sumar, las negligentes políticas de negociación con la parte social que llevó a situaciones de conflicto, y el continuo deterioro del servicio en lo que a los barrios y distritos se refiere.  

 Por el contrario, dicha prorroga -que fecha de hoy continúa vigente- ha permitido a la parte privada continuar la vampirizaciónlas arcas públicas, al mantener la gestión mixta que nos obliga a afrontar costes que nos ahorraríamos en caso de municipalizar el servicio: canon de asistencia técnica, impuestos, beneficios empresariales.

 En diciembre del pasado año, el Alcalde anunciaba su apuesta por una solución híbrida” para Limasa, despejando así el camino para que Ciudadanos apoyara los presupuestos de la ciudad. El Sr. De La Torre anunció entonces que pondría en manos privadas las tareas de limpieza viaria -la que más beneficiosa podría resultar- y en manos municipales la parte de recogida de residuos -la que asumiría mayores inversiones y más costes.  

  Hace apenas una semana, en el pleno del debate sobre el estado de la ciudad, el Alcalde sorpresivamente manifestó su firme intención de municipalizar el servicio, iniciando un proceso para afrontarlo desde una gestión pública. Curiosamente, el Sr. De La Torre hacía uso de los mismos argumentos con los que nosotros venimos defendiendo esta posición: ahorro, transparencia y eficacia. Argumentos que en numerosas ocasiones hemos reiterado, manifestando que es una apuesta decidida por los intereses de la ciudad.

  Una decisión que sin duda saludamos, aunque no dejaremos de insistir que llega con más de 17 años de retraso, en los que se ha condenado a nuestra ciudad a pagar mucho por un servicio a todas luces ineficiente y opaco. En cualquier caso, compartimos las palabras expresadas por el Alcalde en el pasado Pleno, en la que afirmaba rotundamente que el ahorro que supondrá la municipalización del servicio repercutirá en mejoras para el mismo y pondrá fin a la espiral de conflictos con la parte social y la judicialización de estos, cosa que todos esperamos y deseamos.

  Sumado a todo esto, se proponía introducir criterios de productividad, mediante sistemas automáticos de control, y encuestas de satisfacción a la población a la que condicionar el carácter municipal del servicio, cosa esta última que no compartimos y que entendemos que no se puede condicionar el servicio a encuestas de opinión.

  Una gestión directa del servicio tiene que partir de un modelo empresarial público con un diseño serio y eficiente, y por supuesto susceptible a una constante evaluación, sin que esto suponga condicionar el carácter municipal de la empresa, y sí para llevar a cabo propuesta de mejoras. El futuro servicio, además de ponerse en marcha con la mayor brevedad posible, ha de contar con una planificación y un plan de viabilidad riguroso en cuanto a las inversiones necesarias para la renovación de la flota y las infraestructuras; la modernización del servicio;  la gestión de residuos desde la sostenibilidad, etc.

  Además, y de forma inmediata se debe poner en marcha un calendario de negociaciones con los trabajadores y trabajadoras que dé forma a un nuevo convenio colectivo, partiendo del convenio vigente 2010-12 reconocido por sentencia judicial, llevándolo al marco de una empresa municipal. Un convenio para el largo plazo que garantice la estabilidad y la paz social, teniendo en cuenta el marco laboral tras el cambio de gobierno.

  Del mismo modo, el equipo de gobierno tiene que comprometerse a favorecer un calendario de información con el resto de fuerzas políticas sobre el proceso de municipalización del servicio, así como con los agentes sociales y colectivos sociales de Málaga.

  Por último, defendemos que el futuro de la empresa municipal debería ser una referencia y una oportunidad para establecer una gestión pública que cuente con la máxima transparencia y la participación, contando con las fuerzas representativas de la ciudadanía tanto grupos políticos, sindicatos, asociaciones de consumidores y de vecinos y vecinas, así como, proveerse de un consejo consultivo con personas de reconocido prestigio en el ámbito de la gestión pública y el medio ambiente.

En atención a lo anterior, proponemos los siguientes

ACUERDOS

  1. El Ayuntamiento de Málaga, el equipo de gobierno y resto de grupos políticos, asumirán el compromiso político de blindarel carácter Público de la nueva empresa de Limpieza Viaria, Recogida y gestión de residuos, hasta que se amorticen la totalidad de las inversiones y costes de la puesta en marcha de la nueva sociedad municipal.
  2. El Ayuntamiento de Málaga evaluará permanentemente la gestión municipal de la empresa pública, a través de unos protocolos de control de calidad claramente establecidos que al menos comprenderán los siguientes indicadores:
          • Comparativos  de la gestión privada anterior y la pública actual.
          • De evaluación de la gestión directiva de la empresa.
          • De evaluación de la gestión política de la empresa.
          • De evaluación del servicio prestado y grado de satisfacción de los vecinos-as de la ciudad.
  1.  El Ayuntamiento de Málaga dispondrá de un Consejo de Administración para la nueva sociedad, que garantice la gestión democrática y participada contando con la incorporación, con voz pero sin voto, de representantes vecinales, de consumidores, además de los grupos políticos y los sindicatos.
  1. El Ayuntamiento de Málaga creará un consejo consultivo con personalidades de reconocido prestigio de la ciudad en el ámbito de la gestión pública y el medio ambiente, a propuesta de los distintos grupos políticos, que informará al consejo de administración y validará los controles de calidad.
  1. Instar al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga a acordar el nuevo convenio laboral de la nueva sociedad municipal de limpieza viaria, recogida y gestión de residuos, partiendo como convenio marco del convenio actual 2010-12 asumible desde el ámbito municipal, que asegure un acuerdo a largo plazo para consolidar la estabilidad empresarial del nuevo modelo y la paz social. 
  2. Instar al equipo de gobierno a exigir a los socios privados que devuelvan a Limasa el canon de asistencia técnica cobrado a través de la compensación económica.

 

Eduardo Zorrilla Díaz Remedios Ramos Sánchez      Juanjo Espinosa Sampedro

Málaga para la Gente       Málaga para la Gente                  Concejal no adscrito

 

Málaga, a 27 de junio de 2018

Moción presentada por nuestro grupo municipal relativa inicio del proceso para la inmediata puesta en marcha de unos verdaderos presupuestos participativos para el ejercicio de 2017 y desarrollar los principios de la democracia participativa.

Posted on Actualizado enn

1

MOCIÓN

Que presenta la concejala del grupo municipal de Málaga para la Gente, Remedios Ramos Sánchez, a la Comisión de Pleno de Derechos Sociales, Cultura, Educación, Deporte y Juventud, relativa inicio del proceso para la inmediata puesta en marcha de unos verdaderos presupuestos participativos para el ejercicio de 2017 y desarrollar los principios de la democracia participativa.

El Ayuntamiento de Málaga tiene entre sus principios el fomento de la participación ciudadana, que define como el conjunto de políticas e iniciativas lideradas desde el Ayuntamiento de Málaga con el fin de avivar la conciencia de la participación activa, buscando canales que faciliten, tanto al ciudadano como al movimiento asociativo, la posibilidad de colaborar en el desarrollo de nuestra ciudad.

Sin embargo hemos vivido como en los últimos años se han recortado espacios de participación, recorte que vivió unos de sus hitos principales cuando después de 2009, último año en el que estos se desarrollaron, el equipo de gobierno suprimía definitivamente el proceso de Presupuestos Participativos.

Los Presupuestos Participativos puestos en marcha por el Ayuntamiento de Málaga, a pesar de las limitaciones que todos conocemos, suponían abrir por primera vez en nuestra ciudad el proceso de decisión sobre en qué gastamos los malagueños nuestro dinero.

El argumento dado para dar este hachazo a la participación (la escasez de presupuesto sobre el que decidir debido a las políticas de austeridad) nos parece contradictorio, ya es en estos momentos es cuando es más importante establecer prioridades abriendo el proceso de toma de decisiones sobre en qué gastar el dinero disponible, puesto que hay que elegir bien y saber administrar los escasos recursos.

Nos pareció especialmente doloroso el hecho de que esta decisión se tomase sin ningún tipo de consulta a las personas y colectivos que nos hemos implicado con el Ayuntamiento en sacar adelante los presupuestos participativos, hurtando a la ciudadanía la posibilidad de debatir sobre los problemas que pudiesen haber surgido y proponer soluciones.

En 2009, último año en que se destinó una partida específica en los presupuestos, se recibieron 3.500 sugerencias de los ciudadanos. Los vecinos siempre se han mostrado muy interesados en mandar propuestas. Muchas de ellas referidas a problemas de asfaltado, acerado y pequeñas obras, la mayoría eran micro actuaciones con un importe menor a los 50.000 euros.

La profundización democrática sólo será posible reformando la actual forma de hacer política y apostando por la democracia participativa para conseguir un cambio político sustancial que provoque un giro económico, social, cultural y ético desde la participación ciudadana y la transparencia en la gestión de lo público, únicas dos vías para prevenir la corrupción y la degradación de la imagen de La Política.

Por ello pedimos al equipo de gobierno que devuelva a la ciudadanía la capacidad decidir y tome las medidas necesarias para para que los presupuestos municipales del próximo año sea aprobados de manera participativa y que inicie el proceso para la inmediata puesta en marcha de los presupuestos participativos para el ejercicio de 2017 desarrollando todos los mecanismos que requiere desarrollar unos “presupuestos participativos” autorreglamentados; deliberativos; vinculantes; universales; con un sistema de seguimiento, control social del proceso y rendición de cuentas.

Por otro lado reclamamos que se potencie la realización de Referéndums o Consultas Populares para asuntos de interés público, sacando estos asuntos del ámbito exclusivo del pleno municipal para devolverlos a la ciudadanía a través de consultas populares. Nuestro grupo fue el primero que propuso la realización de consultas ciudadanas, de acuerdo con la legislación vigente, sobre temas de importancia, como la integración del Guadalmedina, el Bosque Urbano en Repsol y el futuro del Astoria-Victoria.

En atención a todo lo anterior, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a que tome las medidas necesarias para para que los presupuestos municipales del próximo año sea aprobado de manera participativa e inicie el proceso para la inmediata puesta en marcha de los presupuestos participativos para 2017, desarrollando los mecanismos que requiere desarrollar unos “presupuestos participativos” autorreglamentados; deliberativos; vinculantes; universales; con un sistema de seguimiento, control social del proceso y rendición de cuentas.

2º.- Impulsar la realización de Consultas Ciudadanas o Referéndums para asuntos de interés público y gran trascendencia para la ciudad, utilizando para ello las nuevas tecnologías de la información y comunicación, de acuerdo con la legislación vigente, empezando por las consultas que ya han sido aprobadas por el pleno municipal, que sin embargo están siendo bloqueadas por el equipo de gobierno.

Remedios Ramos Sánchez
Portavoz Adjunta del Grupo Málaga para la Gente

Málaga, 12 de Julio de 2016

2016.07.12. Moción presupuestos participativos para 2017