memoria histórica

¡Conseguido! La Avenida Carlos Haya pasará a llamarse Av. 4 de diciembre

Posted on Actualizado enn

4 de diceimbre

Esta mañana Remedios Ramos ha presentado a la Comisión de Derechos Sociales, Cultura, Educación, Deporte y Juventud  del Ayuntamiento de Málaga una iniciativa para que el Ayuntamiento se una a la conmemoración del 4 de diciembre.

E  la iniciativa se incluía la propuesta de cambiar el nombre de la Av. Carlos de Haya por “Av. 4  de diciembre de 1977”. La iniciativa ha sido aprobada por unanimidad por todos los grupos políticos.

Os dejamos el texto completo de la moción

 

MOCIÓN

     Que presenta la concejala del Grupo Mpal. de Málaga para la Gente, Remedios Ramos Sánchez, a la Comisión de Derechos Sociales, Cultura, Educación, Deporte y Juventud, relativa a la conmemoración del 4 de diciembre de 1977.

La historia de Andalucía, desde la segunda mitad del Siglo XIX, siempre se ha situado en el vértice de la lucha de clases. Aquí no hubo ni hay una reivindicación identitaria-etnicista ni separatista. En Andalucía el hecho diferencial siempre fue la reivindicación de la igualdad y el enfrentamiento con los que, dentro y fuera de la misma, impedían e impiden el desarrollo económico de nuestra tierra y la emancipación social de sus hombres y mujeres. Andalucía es imprescindible para ayudar en la transformación del conjunto de los pueblos de España. En ningún otro lugar del estado se da en la historia una conjunción tan natural entre las reivindicaciones sociales, las aspiraciones autonomistas o nacionales andaluzas y de identidad de pueblo.


El 4 de diciembre de 1.977, millones de personas tomaron las calles de las ocho capitales y de muchos pueblos de Andalucía, así como de Barcelona y otras localidades catalanas para reivindicar la autonomía para Andalucía. El pueblo andaluz exigió su condición de Nacionalidad Histórica y esa reivindicación corrió como un torrente que desembocó en el 28 de febrero de 1.980. Con ésta victoria se abrió la posibilidad a todos los territorios de España de optar a un autogobierno en igualdad de condiciones.

Sin el impulso del 4-D nunca se hubiese podido dar con tanta fuerza la batalla que desembocó en la victoria del 28-F y sin ésta victoria, la fecha del 4-D hubiera quedado desdibujada en la historia.

En este contexto histórico, el asesinato en Málaga por una bala de la policía de Manuel José García Caparrós, militante de CC.OO, añadió al 4-D la sangre derramada de un joven que cometió el terrible delito de, junto a cientos de miles más, ponerle voz colectiva a un pueblo andaluz que sólo había sido considerado apto para el “folklore”.

Este crimen no fue un hecho aislado, se suma, a los otros cientos que, entre 1.976 y 1.981 (la llamada “modélica y pacífica transición”), fueron cometidos por grupos de la ultraderecha o de las propias fuerzas de orden público y que nunca fueron investigados.

Cuarenta años después de aquellos hechos, debemos retomar desde las instituciones andaluzas el testigo de aquellas luchas. Proponemos, por un lado que no caiga en el olvido el asesinato de Manuel José García Caparrós (hay que reivindicar nuestra memoria histórica y democrática) y, por otro, no perder el impulso de movilización reivindicativa en defensa de Andalucía. Creemos urgente recuperar la rebeldía y el orgullo de pueblo que sea capaz, no solo de defender nuestros intereses propios de andaluces, sino exigir una transformación del conjunto del Estado, para que, desde la solidaridad, la libre decisión y la no imposición, logremos construir un nuevo país con el resto de los pueblos de España.

40 años después de aquel 4 de Diciembre se ha convocado una la movilización el 3 de diciembre, en Málaga, para volver a reclamar la soberanía para Andalucía, ya que hoy en día sigue existiendo una autonomía limitada que ha matado la aspiración del pueblo andaluz al dejar a la región en una posición subalterna.

Por todo ello, el grupo municipal de Málaga para la Gente plantea los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Apoyar la movilización convocada para el día 3 de diciembre en Málaga y animar a todos los ciudadanos y ciudadanas a participar en la misma con el objetivo de alcanzar las demandas y reivindicaciones señaladas en la exposición de motivos.

2º En cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática la Avenida Carlos Haya pasará a llamarse “Avenida 4 de diciembre de 1977”

3º.- Que se haga llegar el presente acuerdo a la familia de Manuel José García Caparrós.

4 de diceimbre 2

Moción presentada por el grupo municipal Málaga para la Gente relativa a la recuperación de la memoria del último alcalde republicano del Ayuntamiento, Eugenio Entrambasaguas, y de los alcaldes, concejales y funcionarios municipales represaliados por los sublevados y por la posterior dictadura franquista

Posted on Actualizado enn

Placa calle

MOCIÓN

Que presenta el portavoz del Grupo de Málaga para la gente, Eduardo Zorrilla Díaz, y la portavoz adjunta, Remedios Ramos Sánchez, a la consideración del Excmo. Ayuntamiento Pleno, relativa a la recuperación de la memoria del último alcalde republicano del Ayuntamiento, Eugenio Entrambasaguas, y de los alcaldes, concejales y funcionarios municipales represaliados por los sublevados y por la posterior dictadura franquista.

Nuestro grupo considera necesaria, y en consecuencia proponemos, rehabilitar la memoria de los alcaldes y concejales democráticos de Málaga, durante el período de la II República, entre 1931 y 1937, que sufrieron la represión de los sublevados y por la posterior dictadura franquista, en especial del último alcalde republicano de Málaga, Eugenio Entrambasaguas, alcalde de Málaga  entre 1933 y 1934, y entre 1936 y la caída de Málaga en manos de las fuerzas fascistas italianas, por las tropas sublevadas y las fuerzas paramilitares falangistas en febrero de 1937, durante la Guerra Civil, y ejecutado en virtud de la acusación del Fiscal Carlos Arias Navarro “el carnicerito de Málaga”, tan sólo por el hecho de haber sido alcalde y defender y expresar sus ideas republicanas.

El Ayuntamiento de Málaga acordó dedicar una calle a alcalde Eugenio Entrambasaguas, las alturas de El Limonar, en un lugar lejano que cuesta trabajo encontrar incluso en mapas y callejeros, que en la actualidad es un solar en mitad de un páramo desierto, acuerdo que se comunicó a la familia y desde entonces no han vuelto a saber nada más.

El acuerdo fue firmado por decreto de alcaldía en julio de 2006. A nuestro juicio nuestro alcalde Eugenio Entrambasaguas merece un lugar mejor en la historia de la ciudad, en un espacio más central, en el centro y cercano a la casa consistorial, y un reconocimiento institucional más digno y público.

Eugenio Entrambasaguas fue fusilado en marzo de 2017 pese a las gestiones del cónsul mexicano Porfirio Smerdou, que trató de salvarle la vida, aunque como recuerdan sus familiares, el fiscal Carlos Arias Navarro, alias “Carnicerito de Málaga”, le contestó que como alcalde republicano Eugenio Entrambasaguas era “fusilable”.

Eugenio Entrambasaguas fue alcalde en las filas del Partido Republicano Radical de Lerroux, y una segunda etapa como miembro de Unión Republicana. El alcalde era óptico y adquirió en la década de 1910 la veterana óptica de un francés en la plaza del Carbón, abierta ya en el siglo XIX. Sería la conocida Óptica Entrambasaguas. Masón y convencido republicano, fue un alcalde respetado y moderado, que aunque tenía información del avance de las tropas de Franco y un coche oficial para haber huido, no escapó de Málaga y se mantuvo en su puesto.

En nuestra  propuesta abogamos para que se haga justicia y que nuestra ciudad reconozca a los servidores públicos que defendieron los valores de la justicia social y la legalidad republicana frente a los golpistas. Esta es una página de la historia local que se ha mantenido silenciada durante años y que en la actualidad es necesario recuperar, rehabilitando la memoria de sus alcaldes, concejales y funcionarios.

Recordamos que, una vez acabada la Guerra Civil Española, la jurisdicción militar al servicio de la Dictadura asumió y ejecutó de forma continuada, hasta el final del franquismo, la persecución penal contra republicanos y antifascistas. Para ello se celebraron procesos sumarios ante Consejos de Guerra que no garantizaban los principios más básicos, no fueron juicios justos. Si radicalmente ilegítimo e ilegal fue el golpe de Estado, también lo fueron las normas jurídicas dictadas, en especial, las que tendían a las eliminación o exterminación de los republicanos y demócratas.

Nuestra iniciativa persigue tan sólo justicia y reparación. En Málaga esta represión la sufrieron de forma muy parecida distintos alcaldes, concejales y funcionarios municipales comprometidos con la República, que sufrieron el infierno de la injusticia, la infamia de la tortura e, incluso, la muerte.

Una de las víctimas de toda esta violencia fue el último alcalde Eugenio Entrambasaguas, pero lo fueron también muchos de los concejales de la corporación, y muchos funcionarios y trabajadores, la mayoría de carrera, del Ayuntamiento de Málaga, que desempeñaron sus cargos hasta la invasión de la ciudad por las tropas franquistas en febrero de 1937.

En el pleno ordinario de abril de 2014 presentamos una moción en este mismo sentido, que fue rechazada por la mayoría absoluta del equipo de gobierno del Partido Popular, ya que, según el entonces concejal de Cultura, sino lo hizo el PSOE durante los 16 años de gobierno de Pedro Aparicio, no veía por qué tendría que hacerlo él, obviando la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica.

En atención a todo lo anterior, solicitamos la aprobación de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a que recuperar la memoria del último alcalde republicano de Málaga, Eugenio Entrambasaguas, con un acto institucional y público de homenaje a su figura, así como nombrar una calle, plaza o jardín en un espacio más central del centro histórico y más cercano a la casa consistorial, recuperando la dignidad de este alcalde fusilado por los sublevados franquistas.

2º.- Instar al equipo de gobierno a que reconozca, recupere y rehabilite la memoria histórica de todos los alcaldes, concejales y funcionarios municipales represaliados por el franquismo, a través de la realización de una exposición sobre los mismos y la colocación de una placa en la casa consistorial.

Eduardo Zorrilla Díaz                                        Remedios Ramos Sánchez
Portavoz Grupo Málaga para la Gente          Portavoz Adjunta Grupo Málaga para la Gente

2016.02.19. Moción Memoria Eugenio Entrambasaguas

Moción presentada por nuestro grupo municipal relativa a la antigua cárcel de mujeres de Málaga y de homenaje a las mujeres víctimas del franquismo.

Posted on

1

MOCIÓN

Que presenta la concejala del grupo municipal de Málaga para la Gente, Remedios Ramos Sánchez, a la Comisión de Derechos Sociales, Cultura, Educación, Deporte y Juventud, relativa a la antigua cárcel de mujeres de Málaga y de homenaje a las mujeres víctimas del franquismo.

El próximo 7 de febrero se cumplirán 80 años de un triste episodio de la historia de la ciudad de Málaga. Nos referimos, por supuesto, a aquel triste 7 de febrero de 1937, en que comenzó la huida de la ciudad de más de 150.000 personas ante la inminente toma por parte de las tropas fascistas.

Gran parte de las personas que huían de la ciudad y fueron bombardeadas, en lo que constituyó un brutal ataque a población civil indefensa, eran mujeres. Mujeres que, en su mayor parte, permanecen anónimas. Mujeres que perdieron su vida en el camino. Mujeres embarazadas que parieron a sus criaturas en la carretera o en pésimas condiciones al llegar a Almería. Mujeres que vieron morir a sus hijos e hijas de hambre, de cansancio o ahogados en las aguas del río Guadalfeo. Mujeres que, casi muertas de hambre ellas mismas, seguían tratando de amantar a sus criaturas, a veces aún después de haberse muerto.

Algunas de ellas lograron salir adelante con sus familias en otros lugares de España. Muchas otras al regresar a Málaga, fueron encarceladas en la cárcel de mujeres de Málaga, cárcel que se caracterizó por la tremenda crueldad ejercida sobre las presas.

Las mujeres fueron perseguidas y encarceladas, en algunos casos, por sus propios ideales políticos. Pero, en otros, únicamente por ser las madres, hermanas, hijas y compañeras de hombres encarcelados en las cárceles franquistas. Las mujeres sufrieron las diferentes formas de violencia fascista ejercida específicamente sobre ellas porque las mujeres eran humilladas, torturadas, violadas, o sometidas al denigrante paseíllo por las calles tras ser rapadas y obligadas a tomar aceite de ricino.

Recordar las injusticias y violencias del pasado debe de servir para rendir homenaje a las víctimas, pero también para evitar su repetición en el presente y el futuro, contribuyendo a una sociedad justa e igualitaria, base imprescindible para una convivencia en paz. Además, la historia se ha escrito habitualmente en masculino, ignorando la fundamental aportación de las mujeres.

Con motivo de este 80 aniversario de la terrible violencia ejercida contra una parte numerosísima de población civil de la ciudad de Málaga, consideramos que este Ayuntamiento debe contribuir a rescatar la memoria histórica de las mujeres víctimas de la represión fascista en la ciudad.

Por todo ello, el Grupo Mpal. de “Málaga para la Gente” propone la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

Único.- Colocar una placa en el antiguo edificio de la cárcel de mujeres de la ciudad y colocar placas, una escultura o recuerdo del sufrimiento de las mujeres en el lugar exacto del inicio de la huida y del posterior bombardeo de la población civil, así como realizar un acto de homenaje a las víctimas en el Ayuntamiento para contribuir a rescatar la memoria histórica de las mujeres víctimas de esa represión.

Remedios Ramos Sánchez
Concejala del Grupo Málaga para la Gente

Málaga, 11 de enero de 2016

2016.01.11. Moción antigua carcel de mujeres de Málaga

La desbandá 1937.

Posted on Actualizado enn

“Lo contrario del olvido es la verdad” —Juan Gellman

Jesús Fernández Jiménez
Jesús Fernández, nº7 por Málaga para la gente

El día 8 de febrero de 1937 se produjo la entrada de las tropas franquistas en la ciudad de Málaga y la consecuente huida de los civiles por la carretera de Málaga-Almería. Muy pocos conocen la historia de lo que fue uno de los mayores exilios y masacre de civiles en la Guerra Civil. Durante días, se calcula que huyeron de la ciudad
entre 15.000 y 150.000 personas. Una carrera por la supervivencia que fue una matanza indiscriminada de personas por el simple hecho de huir de la guerra. Indefensos, fueron bombardeados por aviación y barcos. Fueron asesinadas más de 3.000 personas a sangre fría. Padres, madres, abuelas, niñas, niños… Y no acabó ahí la masacre. Durante los años siguientes, más de 4.000 civiles fueron fusiladas en la ciudad de Málaga por el simple hecho de su ideología política, por creer en la libertad y democracia.

A día de hoy, La Desbandá es desconocida por la mayoría del pueblo malagueño –y ni siquiera hablemos del español–. Sorprende que las instituciones hagan “conmemoraciones” del bombardeo de Gernica –por poner un ejemplo– y que ni se preocupe por la educación histórica de sus ciudadanos. Nótese la ironía e hipocresía de estas cuando aún a día de hoy, decenas de asociaciones de recuperación de la memoria histórica no pueden financiarse y tiene que poner sangre, sudor y lágrimas para poder dar un homenaje digno a aquellos ciudadanos asesinados o que se tenga que juzgar a los culpables del exterminio de civiles en un país hermano como es Argentina. Debemos recuperar la memoria democrática. Pero no solo por recuerdo de esas personas, sino que también por todo aquello que lucharon. Por aquello que se negaron a dar por perdido. Por la democracia, por el afán de sentirse libres y verdaderos ciudadanos y no esclavos de un régimen ilegítimo.

Esta elecciones municipales (cómo las del 12 de abril del 31) son importantes para poder lograr un cambio en la sociedad, recuperando el testigo de su memoria, personas e ideas, y ponerlas en juego. Para hacer una ciudad mejor, una Málaga mejor y llegar a un Proceso Constituyente donde prime la libertad y democracia legítima republicana.

Salud, República y Alegría